9N: El Hospital realizó campañas de concientización de hábitos saludables

El Hospital Centenario de Gualeguaychú concretó dos actividades en simultáneo para toda la población. El objetivo es garantizar la salud y generar buenos hábitos de conducta de la población. 

Durante este viernes 9, se desarrollaron acciones de concienciación social para instaurar la idea del altruismo, la solidaridad y el control de los signos vitales para detectar tempranamente enfermedades.
El Banco Único de Sangre realizó la campaña de extracción voluntaria en Luis N. Palma 874 bajo el lema “donar sangre es donar vida” con un gran éxito.
Al mismo tiempo, la Tecnicatura en Enfermería instaló dos puestos para detectar la hipertensión arterial en 25 de Mayo y España y en la explanada del Correo Argentino, donde los estudiantes de primer año concretaron los controles a toda la población.
El docente de la Prácticas Profesionalizantes I en la carrera de Enfermería, Lucio Gómez, manifestó que “estamos poniendo en práctica lo que aprendimos a lo largo del año como el control de signos vitales y, entre ellos, el más importante es la presión arterial. Vinimos a detectar personas hipertensas que no lo sepan y así derivarlos a un centro asistencial para que puedan charlar con un médico clínico e iniciar un tratamiento, si es necesario”. 
“Lo más importante en la salud pública es detectar precozmente una patología para poder tratarla. La reacción de la gente es excelente, nos preguntan y se suman a la actividad”, aseguró el licenciado. 
Gómez recalcó que “los chicos estudian en un sistema que es gratuito porque hay contribuyentes que pagan sus impuestos. Esta es una forma de devolverle a la gente este derecho que tenemos los estudiantes. La jornada llevada adelante por el Hospital Centenario, por el coordinador de prácticas y los docentes de la carrera brindar a la sociedad algo de lo que ellos nos aportan”.
Durante los controles se tomaron los datos del paciente, se explicó cómo se manifiesta la hipertensión, consejos útiles sobre dejar de consumir grasas, sal o fumar y empezar a caminar y tomar más agua o comer frutas y verduras. “La hipertensión es el asesino silencioso, el paciente se da cuenta tarde que la padece cuando hay un pico de presión o sufrió un accidente cerebro vascular [ACV] haciendo mucho más grave el cuadro. Por eso el consejo es practicarse los chequeos con frecuencia”, señaló Lucio Gómez. 
 
Dar vida
Al mismo tiempo, en el Banco de Sangre y en el día del donante voluntario, un gran número de ciudadanos se acercó a dar vida. 
Claudio, Alejandro y Pablo, invirtieron unos minutos de su día en ser solidarios y se transformaron en donantes: “Tomé esta actitud teniendo en cuenta la necesidad de otros” dijo Claudio, mientras que Alejandro sumó “a veces por cuestiones laborales o de tiempo no he donado tan seguido, pero ahora quiero repetir, dentro de tres meses como para ir tomando conciencia de hacer el bien” y Pablo agregó que “tengo hijos y dono para que sea una ejemplo para ellos. Me voy a dejar la cinta en el brazo para mostrarles y contarles cómo lo hice”.
Los tres resaltaron que la solidaridad debe ser cotidiana y constante la ayuda al otro, más allá que lo necesite un amigo o familiar. 
En tanto, durante la tarde los alumnos y docentes del jardín Rojo y Negro, del Club Central Entrerriano, se sumaron al 9N “nos fue muy bien y estábamos muy expectantes y contentos de que llegara este viernes. Los chicos participaron de un festival en la calle Luis N. Palma con juegos y una recorrida por el Banco de Sangre. La idea es con los papás naturalizar la acción de donar como venimos trabajando a través de actividades, técnicas plásticas y lectura de cuentos”, expresó María Almeyda, integrante de esa institución.
La voluntaria subrayó que “a los chicos se les inculca que ayudar hace bien, se concientiza a la familia para que ellos sean los futuros donantes en unos años. Les encantó la idea, lo toman con naturalidad absoluta porque el Jardín les enseñó que no duele y que se siente muy bien poder ayudar a los demás”.
 
Eduardo dijo presente
Eduardo Manchula, el donante 40 mil, llegó puntual a las 7. “Cómo no iba a participar, dono y me voy a trabajar”, les dijo a las 8 técnicas y administrativas del Banco. “Estoy al pie del cañón, pensando que es humano tratar de alargar la vida o mejorársela a otras personas”, expresó Eduardo, uno de los donantes repetitivos de la institución.
Luis Castillo, responsable del Banco de Sangre agregó que el Hospital Centenario mediante una alianza estratégica con la Planta de Hemoderivados de Universidad Nacional de Córdoba adquirió una macrocentrífuga refrigerada para bolsas de sangre por un valor superior a 200 mil pesos, con el objetivo de agilizar la producción de hemocomponentes como los concentrados de plaquetas, plasma fresco congelado y sedimento globular.
Fuente de texto y fotografía: Hospital Centenario.

About the author  ⁄ Infoner