A cinco días de la desaparición, no hay rastros de Micaela y buscan a Wagner en la provincia de Buenos Aires

A cinco días de la desaparición de la estudiante uruguayense Micaela García en la ciudad de Gualeguay, no hay rastros de la joven de 21 años y continúan los rastrillajes. A la vez, la Policía investiga una pista que situaría a Sebastián Wagner en la provincia de Buenos Aires.

El principal sospechoso por la desaparición de la joven está con libertad condicional, condenado por dos violaciones, y tiene pedido de captura nacional e internacional. Los investigadores esperan los resultados de las pericias practicadas en el auto y en la casa del criminal, que estarán recién la semana que viene.

Aunque en un principio se pensó que Wagner no había salido de Gualeguay, ahora hay un rastro que lo situaría en la provincia de Buenos Aires, más precisamente en la zona de la ciudad de Zárate, adonde tiene familiares directos con los que habría buscado tomar contacto.

En su auto se encontraron pelos, huellas y otros elementos que están siendo peritados en Paraná, al igual que los elementos hallados en su domicilio. Los resultados estarán disponibles para los investigadores recién la semana que viene, según confirmó Dardo Tortul, fiscal coordinador de Gualeguay.

Mientras, la Policía sigue rastrillando campos y terrenos de la zona de con 200 hombres, perros entrenados, vehículos, un drone y demás recursos. Efectivos que estaban de franco pidieron sumarse a las tareas y relevaron a otros que llevaban días trabajando casi sin descanso.

Tortul desmintió la existencia de dos videos sobre los que dieron cuenta medios nacionales: en uno supuestamente se veía a Micaela subiendo al auto del sospechoso y en otro aparecía el vehículo entrando a un campo y saliendo media hora más tarde. El funcionario judicial señaló que esas imágenes no existen y pidió prudencia a la hora de difundir información en medios y redes sociales.

“Al vehículo se llega de acuerdo a las imágenes analizadas correspondientes a los diferentes horarios de puntos de encuentros del auto y la joven, el lugar del hallazgo del calzado y la última comunicación. Ese punto es el lugar hipotético de sustracción de la víctima, cuando pudo haber ido a su departamento”, señaló Tortul.

 

ANÁLISIS

Comentarios