Andrés Sobredo: “El Gobernador Bordet se arrodilló ante el negocio de la celulosa”

Ante la posibilidad de que se instalen pasteras en Entre Ríos, el Concejal de Nuevo Encuentro denunció “el silencio” de Bahillo, Angerosa, Guastavino, De Angeli y Mattiauda.

El concejal de Nuevo Encuentro, Andrés Sobredo, en el trascurso del programa ‘Por la Vida’, que se emite en Radio Máxima dijo que lo sucedido en la reunión de la Mesa Foresto Industrial que convocó el presidente Mauricio Macri y de la que participó el gobernador Gustavo Bordet, “es una nueva cachetada a Gualeguaychú y a las organizaciones ambientales”. Calificó de “personaje nefasto” al presidente de la Sociedad Rural Argentina –que fue el impulsor del encuentro entre las autoridades y los forestales- y, ante la posibilidad de que en Entre Ríos se instalen pasteras, denunció “el silencio” de los senadores nacionales Alfredo De Angeli y Guastavino y de los legisladores provinciales Juan Bahillo, Leticia Angerosa y Nicolás Mattiauda, todos ellos de Gualeguaychú.

Sobredo expresó que lo ocurrido el miércoles pasado en la Casa Rosada durante la reunión que mantuviera el presidente Macri con el empresariado forestal “es una nueva cachetada a toda la ciudad de Gualeguaychú y a todas las organizaciones ambientales que vienen, desde hace mucho tiempo levantando la bandera no solo de la lucha contra Botnia sino también de otras luchas ambientales que se han ido replicando en el resto del país. Que personajes nefastos, como el presidente de la Sociedad Rural Argentina hable tan livianamente de un negocio millonario para Entre Ríos y que eso en teoría va a repercutir en la vida de Gualeguaychú o en el resto de la provincia, es cuanto menos incoherente”.

En tal sentido, Sobredo dijo que el titular de la Rural “al mismo tiempo que sostiene esto, el presidente de la Sociedad Rural habla del cambio climático y cómo las inundaciones perjudican al campo y a la agroindustria. Por un lado habla de una inversión industrial que va a afectar severamente al ambiente y por el otro pide subsidios al Estado por los perjuicios que generan las inundaciones a la actividad agro ganadera”.

Al ser preguntado en el transcurso del programa “Por la Vida”, por la participación del Gobernador de la provincia en dicho encuentro, Sobredo puntualizó que “vemos que el gobernador Bordet, lamentablemente, no está escuchando ni a la ciudad de Gualeguaychú ni al resto de los entrerrianos. Bordet tras ser elegido, en su primer discurso como Gobernador, mencionando la Encíclica del Papa Laudato Si sobre el cambio climático, dijo que iba a ser un defensor a ultranza del ambiente en la provincia. Dos años después, intenta derogar la ley de la madera para permitir la exportación de rollizos de madera a Botnia y ahora esta foto para que la ciudadanía se vaya acostumbrando a que muy pronto va a haber pasta de celulosa en Gualeguaychú a orillas del río Uruguay”.

A continuación, Sobredo agregó: “cuando Bordet plantea la derogación de la ley de la madera, se justifica en un supuesto Plan Foresto Industrial para el aprovechamiento de la materia prima, particularmente la construcción de viviendas. Uno no puede dejar de estar de acuerdo con esto, pero lo que ocurre que nadie sabe cuál es ese plan, porque nunca hemos podido acceder a su contenido. Ni el ministro de Producción ni la Secretaria de Ambiente provinciales, en las reuniones que hemos mantenido con ellos, han podido tan siquiera entregarnos un borrador de ese supuesto plan foresto industrial. Si la noticia es como la presentaron los medios de comunicación, que la reunión con MacrI fue por la construcción de casas de madera, uno tiene que suponer que se habló de millones de viviendas. Sin embargo el título fue, que se van a construir 250 casas de madera y eso lo muestran como un logro de Bordet, que lo llevó a arrodillarse ante negocios de miles de millones de pesos en manos de extranjeros, dinero que obviamente no quedará en el país”.

Asimismo el concejal de Nuevo Encuentro de Gualeguaychú, dijo que “uno debería preguntarse, porque en la reunión entre Macri, sus funcionarios, la AFOA y los gobernadores de Corrientes y Entre Ríos estaban funcionarios de la Aduana. ¿Será para encontrarle alguna vuelta al Código Aduanero y poder exportar sin derogar ninguna ley? ¿Será para encontrar algún vacío legal y poder sacar del país rollizos de madera, algo que en Entre Ríos, por el momento, está prohibido?”

También Sobredo abundó en sus críticas a los legisladores nacionales y provinciales, particularmente a los que son de Gualeguaychú. “El actual Gobierno Nacional no tiene en su agenda la cuestión ambiental. Ni el ministro Bergman, ni nuestros senadores nacionales De Ángeli y Guastavino. Pero tampoco esta cuestión está en la agenda del gobierno provincial ni de los diputados Bahillo y Angerosa, a quienes no los escuchamos hablar de la ley de la madera, ni de la posibilidad que se instalen pasteras en Entre Ríos, y tampoco de la contaminación que se genera desde el Parque Industrial. Sin embargo hay que hacer una excepción: la cuestión ambiental si figura –y de manera muy importante- en la agenda del actual gobierno municipal de Gualeguaychú, y esto hay que reconocerlo, porque no solo es a nivel del Ejecutivo sino también a nivel del Concejo, con una muy fuerte actividad de la Comisión de Ambiente, por ejemplo. Pero esto no alcanza y el Frente para la Victoria llega tarde”.

Finalmente, Sobredo consideró que “se vienen las pasteras a Entre Ríos y Gualeguaychú está como adormecida, una sociedad que, quizá por cansancio ante la falta de respuestas, la carencia de información por parte de la CARU, la falta de información de funcionarios nacionales que son de Gualeguaychú, como Osvaldo Fernández al que se lo ve poco en la ciudad. Por eso es necesario que la ciudadanía de de Gualeguaychú se movilice como era antes, éste es el único camino. La movilización social, en paz, es la única herramienta que ha demostrado en democracia, que es capaz de llamar la atención de los Gobiernos y en eso Gualeguaychú tiene una historia muy rica. Gualeguaychú debe salir nuevamente para frenar estos negociados entre las corporaciones y el poder político para traer las pasteras a Entre Ríos”.

 

Máxima Online.

Comentarios