ARQUITECTURA ¿Cómo abordar reformas sin caer en los errores clásicos?

En el informe arquitectónico de la semana, trataremos las reformas que habitualmente se realizan en las denominadas “casas chorizo” y los errores que consideramos importante evitar.

 

Colaboración de Minimal Estudio

¿A qué se denomina casa chorizo?

La casa chorizo es un estilo de vivienda típica de Buenos Aires y Rosario, que con el tiempo se extendió a otras ciudades. Consiste básicamente en un patio lateral al que dan las habitaciones, que están en hilera y conectadas entre sí. Se las denomina “chorizo” a este tipo de vivienda, porque los ambientes están unidos uno tras otro, como los chorizos en una ristra.

 

Su origen

El origen de la casa chorizo remonta a la casa romana, que consistía en un patio cuadrado, en cuyo centro estaba el aljibe, y hacia donde daban todas las habitaciones interiores. Una galería o soportal techado proveía sombra y resguardo contra la lluvia a la entrada de las habitaciones.

En Buenos Aires, una severa epidemia de fiebre amarilla hacia 1871 provocó el éxodo de las familias pudientes porteñas al norte de la ciudad. Las casas que esas familias dejaron atrás fueron divididas con un eje perpendicular a la calle, para ser habitadas por los inmigrantes europeos, que llegaban principalmente de España e Italia. Para evitar salir de la casa para cambiar de habitación, fue necesario abrir puertas entre habitaciones, donde no las había.

Más tarde cuando Buenos Aires recibió el aluvión poblacional inmigrante se comenzaron a desarrollar en dos niveles dando lugar a los conocidos conventillos.

¿Y en Entre Ríos?

Es habitual encontrar viviendas así en nuestra provincia porque además de haber sido una tipología conocida por los inmigrantes, posibilitaba la construcción en etapas comenzando por la habitación del frente y continuando hacia atrás a medida que la familia se agrandaba o las posibilidades económicas así lo permitían.
Los servicios, (cocina y baño o excusado) siempre eran ubicados en los fondos por los olores que allí se generaban y porque los desechos confluían en un pozo.

¿Qué pasa en la actualidad con estas tipologías?

Hoy tenemos otro concepto de la intimidad. No es aceptado circular atravesando ambientes privados como habitaciones y resulta incómodo estar en contacto con el exterior, aunque sea a través de una galería, cada vez que se pretende circular por la casa.
Es ahí cuando se comete el primer error de concepto en las reformas. Al cerrar con paredes o mamparas las galerías que tienen aproximadamente 2 metros de ancho, queda imposibilitada la ventilación de todas las habitaciones, lo que desfavorece la higiene y el confort de sus ocupantes.

Por otro lado, se genera un nuevo gran espacio cubierto que para pasillo es muy ancho y para espacio de uso es muy angosto.
Otras reformas que frecuentemente se realizan en las casa chorizo, es levantar los pisos y tirantes de madera y aplicar rellenos para hacer contrapisos, carpetas y pisos. Lo consideramos un gran error de concepto ya que gracias a estos pisos elevados, estas viviendas podían “respirar” en sus fundaciones y alejarse del contacto directo con el suelo natural. Antes no existían aditivos hidrófugos y es por eso que se adoptaban estas técnicas agregando pequeñas rejillas de ventilación en las fachadas. Al eliminar este espacio las humedades ascienden directamente por las paredes generando casos de difícil solución.

Las reformas en estas interesantes y muy bien pensadas tipologías deberían estar en manos de quienes conozcan su lógica para poder intervenirlas adecuadamente para el uso de familias en nuestro tiempo. La consulta con un arquitecto es la mejor opción ya que el mejor ahorro es un buen proyecto.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner