Arroceros en crisis. Aseguran que el sector “viene en caída libre”

Falta de competitividad y de financiación, devaluación, aumento en el costo de la producción por la suba del precio del gasoil y la energía eléctrica. Como si esos factores no bastaran para el perjuicio de una actividad productiva, las lluvias constantes y las inundaciones colmaron el vaso.

 

El sector arrocero del país, a través de las entidades que lo representan, ha manifestado que se encuentra seriamente afectado por la emergencia hídrica con áreas que han quedado totalmente bajo el agua por las lluvias y desbordes de ríos. Motivo por el cual, solicitan la urgente suspensión de los derechos de exportación en el marco del decreto de Emergencia Hídrica. Es decir, la suspensión a las retenciones a la exportación.

Pero la crisis del sector viene de larga data, al menos en Entre Ríos. “Las lluvias han sido la gota que colmó el vaso. El sector viene en caída libre por la falta de competitividad y la devaluación”, señaló el presidente de la Filial San Salvador de Federación Agraria, César Villón, en diálogo con AHORA.

Sin embargo, la caída no ha se ha dado del mismo modo en toda la provincia. En los Departamentos donde el riego se hace con agua obtenida de pozos profundos, para cuya extracción se necesita gasoil y energía eléctrica para hacer funcionar motores, ha sido peor debido al aumento en el precio de estos insumos. “El costo energético nos lleva el 33 por ciento de la torta total de los costos de producción”, señaló Villón, quien dio como ejemplo que en el Departamento Uruguay ─que en el año 2000 contaba con 4 mil hectáreas sembradas─, hoy queda tan solo un productor de arroz, radicado en la localidad de Villa Mantero.

Las lluvias y las inundaciones que afectaron a la provincia suman entonces un condimento más al desolador panorama de la producción de arroz. Villón explicó que el arroz no solo necesita riego (algo que se vería cubierto ante las lluvias) sino sol: “Es un cultivo muy sensible a la falta de sol, sin sol, la planta se deprime considerablemente”.
El arroz producido en Argentina, y puntualmente en Entre Ríos, se exporta a Brasil, Irak e Irán. También, en menor medida, a Chile, España y a algunos países de Centro América.

Ante esta situación, los productores han solicitado al Gobierno Nacional la suspensión de las retenciones a la exportación y recordaron que el arroz es un cultivo que sustenta la actividad económica de las zonas donde se produce y elabora.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner