Asistir al peregrino

Rodrigo Ipperi tiene 25 años y es de Gualeguaychú. Si bien en otras oportunidades ha peregrinado a la Basílica de Luján, esta vez prefirió estar en el lugar de quienes ayudan a llegar y le contó a Infoner de qué se trata.

 

Rodrigo y Maillén 

 

Por Sabina Melchiori

“La asistencia al peregrino es un trabajo muy amplio, que consiste en asistir al caminante, no sólo físicamente si no psicológica y espiritualmente”, explica a pocas horas de haber regresado a su ciudad. Asegura que “en términos espirituales” se vive con igual intensidad caminar que asistir porque “todos vamos por la Virgen“, y agrega que el rol del asistente es “un trabajo muy arduo, es estar con el caminante, darle animo, hidratarlo, alimentarlo y motivarlo para que llegue a los pies de la Virgen.  Cuando llega se le da un abrazo fuerte, se lo motiva a seguir, a llevar las intenciones hasta la basílica”.

Cada vez que va a Luján, lo hace junto a un grupo de Larroque conocido como “Los Lujaneros“, cuyos integrantes hace más de 20 años que caminan a la basílica y llevan a más de 300 personas a cada peregrinación. Este fin de semana fueron 360, entre asistentes y caminantes.

 

Los Lujaneros

 

Rodrigo marca un paralelismo entre la peregrinación y la vida misma: “En esos 58 kilómetros tenés altibajos, momentos de felicidad, de dolor, de angustia, de reflexión, pero hay algo que te mueve a llegar… Y es la virgen”.

Considera que “el error principal es creer que la peregrinación es una maratón y que al llegar primero la virgen te premiará mas. Y segundo, el caminar solo, porque la peregrinación es compartir, es estar con el hermano, y caminar junto él, escuchando sus intenciones, su vida, porque se decidió a caminar, y eso te llena el alma“.

Los puestos de apoyo de Larroque son: Merlo, La Reja, Rodríguez, Los puentes y Luján. En cada puesto, según nos cuenta Rodrigo, hay gente especializada, “se los estira, hidrata, alimenta, se les brinda masajes, se le cura sus ampollas, se le toma la presión, y se lo retiene en el puesto de apoyo el menor tiempo posible, para que no se enfríe su cuerpo. Yo estoy en el puesto de apoyo de “La reja” que los peregrinos cuando llegan ya caminaron 28km, y llegan en momentos donde el sol está muy fuerte, entonces la hidratacion es esencial, cargar las botellas de agua, estirar y seguir. Pero lo que te conmueve más de los grupos de apoyo es la humanidad, con la fraternidad que se vive, el grupo donde yo estoy estábamos todos en la misma, no hay grietas ni diferencias, es es esencial”.

También le preguntamos qué es lo que más le ha llamado la atención o conmovido: “Hay tantos personajes en la basílica, que no podes creer. Gente que hace sus últimos km de rodillas, familias enteras con el coche, adultos mayores con el bastón abrazados de un adulto caminando juntos, mucho llanto… de agradecimiento o de ayuda; pero lo que te mueve a llegar es la gente, el de al lado. Y la Virgen, ovbio. Me conmueve la gente, la energía que te genera el estar ahí, como se para un pueblo en este caso Larroque,  para vivir algo tan magnífico”.

Hay una canción que hicieron aquí en Larroque, letra de Ricardo De Zan y la música la hizo Maillen Novoa, que dice “El que no llegó a tus pies… No sabe lo que se siente” y es tan real…

El “carrito” de apoyo

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner