Bahl dialogó con estudiantes

El vicegobernador, Adán Bahl, se reunió con 12 estudiantes de escuelas secundarias. La mesa se armó el miércoles en una sala del Centro Provincial de Convenciones de Paraná, en el marco de la capacitación organizada por el Senado Juvenil. 

“Activar, actitud para Innovar”, fue una jornada de capacitación en oratoria, expresión corporal, creatividad y optimización de los recursos. Pero resultó mucho más que eso. Porque la invitación a participar supone un compromiso de parte de quien invita y la invitación a hablar, una responsabilidad de quien escucha. Además de los 4 talleres y de la charla de cierre sobre Liderazgo, Bahl se reunió con estudiantes de Paraná y Paraná campaña para conversar sobre distintos temas y conocer sus proyectos.

“La experiencia del Senado Juvenil es muy interesante. Los talleres que organizamos no fueron casuales. En el ida y vuelta que se genera con los estudiantes y las escuelas que participan advertimos la necesidad de poner estas herramientas a disposición. Pero hay algo más que vemos: los jóvenes están elaborando proyectos a partir de necesidades concretas que viven todos los días con sus pares en la escuela, en el barrio o en la ciudad y tienen ideas innovadoras. Más allá de que sus proyectos resulten o no ganadores en la instancia final, debemos escucharlos, alentarlos a que se comprometan con esos propósitos y ayudarlos en lo que podamos para que los concreten”, enfatizó Bahl.

Crear un espacio de confianza para hablar no es fácil, pero el entusiasmo le fue ganando a la timidez y así se fue animando una conversación que duró una hora y media. “¿Qué los motivó a participar?”, fue una de las primeras preguntas. “La falta de algo, una de las primeras respuestas.

“Sabemos que los estudiantes que llegan al Senado Juvenil no llegan solos. Llegan con el apoyo de docentes e instituciones que se comprometen, que creen en ellos, que los acompañan, y con el apoyo de los padres que los animan. No todos los jóvenes tienen la misma suerte. Tenemos que hacer lo posible para que ésta y otras experiencias sucedan, se multipliquen y mejoren”, resaltó el vicegobernador.

Concientizar para prevenir y ayudar a sus pares fue una motivación compartida. Los problemas que viven en las aulas, el espacio que comparten buena parte del día, los moviliza a buscar soluciones. Son variados y complejos, como las escuelas, como la misma realidad. Algunos proyectos apuntan a concientizar y prevenir, otros, a corregir falencias.

“El camino para lograr cambios no debe ser coercitivo”, explicó Bahl ante la consulta de los chicos sobre algunasdificultades que viven y las posibilidades de solucionarlas. “Logramos mucho más con el diálogo. Tenemos que ser firmes con nuestros objetivos y avanzar, con respeto, pero avanzar”.

“Nos costó elegir un problema, porque hay muchos”, dijo alguien en la mesa mientras le pasaba el mate al vice. El compromiso es una constante. “Nuestro proyecto propone implementar tutorías para ingresantes del ciclo básico. La idea no es que sea una obligación, que a vos te llamen para que des clase, sino invitar a quien tenga la posibilidad y tenga ganas de ayudar. De par a par”, explicaron.

El medio ambiente se puso sobre la mesa atravesado por distintas miradas. Uno de los chicos de Paraná Campaña comentó su proyecto sobre energías alternativas y su intervención dio pie a varias conversaciones. Hay varias ideas y aprendizajes dando vueltassaberes, proyectos posibles e investigaciones. Pero la energía no será el único tema ambiental que se escuchará cuando los chicos del Departamento Paraná expongan sus proyectos en el recinto: los alumnos de la Escuela de la Baxada quieren recuperar la laguna de Bajada Grande, piensan que el “paisaje fue abandonado por el barrio” y que “hay que convertir el lugar en un espacio educativo, recreativo”.

La reunión también dio pie a pedidos concretos que el vicegobernador tomó y se comprometió a gestionar: Denise, de la Escuela Entre Ríos, contó el problema edilicio que tienen en la escuela. Gonzalo, de la Baxada, habló de la inseguridad que afecta a la institución y Joaquín, de la EET N°1 se interesó en las gestiones de la pintura del edificio escolar.

Después de un rato, la charla fluyó más cómoda. “Fue una linda conversación, necesaria. Se nota el compromiso que sienten con lo que pasa alrededor. Han hecho encuestas para respaldar sus investigaciones, han buscado experiencias para documentar sus proyectos. Todo hace pensar que la edición 2018 del Senado Juvenil tendrá debates interesantes que habrá que escuchar. Los chicos tienen mucho para decir”, sintetizó Bahl.

Fuente de texto y fotografía: Vicegobernación de Entre Ríos.

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner