Cada litro de combustible podría costar un peso más en Entre Ríos

Desde la Cámara de Estaciones de Entre Ríos se habla de un “momento crítico” del sector por “la caída de las ventas”. Tras la liberación de precios, están pensando en cobrar un plus de un peso por litro de nafta en la provincia.

Tras la autorización del gobierno nacional a la libre regulación de los precios de parte de las empresas petroleras y pasadas las elecciones legislativas se produjo el cuarto aumento del año en los precios de los combustibles.

Al respecto, el presidente de la Cámara de Estaciones de Combustibles de Entre Ríos (Cecaer), Mario Amado, sostuvo que desde la entidad que dirige están pensando en cobrar un plus de $1 por litro de nafta en la provincia, según publica el diario La Calle.

Esta medida se fundamenta y responde al “momento crítico” que enfrenta el sector por “la caída de las ventas”, señaló el presidente de la Cámara de Estaciones.

El empresario consideró que “el tema de la liberación de los combustibles deja a las petroleras en posición de que si la ecuación del mercado -que tiene que ver con el precio del petróleo en crudo, el valor de dólar, el gasto interno- se mantiene en los valores, no tendría por qué subir. Inclusive puede bajar como ocurrió en julio, que fue un 0,2%, pero puede ser del 1%, o 2%”.

“Supuestamente podrían subir o bajar sin ningún tipo de condicionamiento de tiempo. Creo que ahora va a ser más elástico porque si hay una baja y se mantiene 15 o 20 días el precio va a bajar, y si hay una suba de 15 o 20 días los precios van a subir pero no va a estar atado a ninguna regla”, acotó.

Consultado si ante un incremento de los factores internos de la ecuación las petroleras podrían incrementar desmedidamente el precio, Amado estimó: “Desde el Ministerio de Energía se tiene la postura de salir de los componentes de precios de combustible que son dos: el impuesto a la transferencia de combustibles (ITC) y la tasa hídrica que en su primer momento era un número fijo y se pasó a un porcentaje. Y cuando se pasó a porcentaje, cuando aumentaba el combustible 10 pesos, 6 pesos de esos 10 eran impuestos, entonces no sube tanto el precio como la parte impositiva y la carga es muy brava y eso es lo que quiere sacar el ministro de Energía, que estos impuestos vayan amortiguando las grandes subas y poder resguardar las bajas”.

“Otro regulador es dentro del precio del combustible, que el mayor mercado lo tiene el estado argentino que controla YPF y con ello el 60% del mercado, por lo tanto si hay una suba grande YPF intentará mantenerlo o esperar un tiempo más, según las políticas del Gobierno”, detalló.

“La incongruencia es que nosotros necesitamos un precio alto porque nuestra comisión se deriva de precio del combustible pero estamos en un punto que cada vez que sube el combustible es una baja del consumo”, reconoció.
Y concluyó sus declaraciones: “Cuando se dan subas, el que cargaba 200 pesos sigue cargando 200 pesos aunque cargue mucho menos de lo que podía. Y el que tiene que viajar en ruta ya sabe que para una carga necesita de un montón de plata para poder pagar su carga porque realmente es mucha la suba. Un tanque hoy es un montón de plata”.

 

El Once.

Comentarios