Capturaron a uno de los prófugos que escapó un día antes del juicio

Ariel Carlos Juárez cumplía una prisión domiciliaria con tobilleras electrónicas en un hospedaje ubicado en Patico Daneri y San Juan porque debía enfrentar un juicio por un robo en Ceibas. El 21 de agosto escapó junto a Miguel Toledo.  Anoche lo atraparon en Córdoba.

Miguel Toledo, de 55 años, y Ariel Carlos Juárez de 42, debían presentarse en los Tribunales de Gualeguaychú para ser juzgados el 22 de agosto por un robo calificado con uso de armas ocurrido en Ceibas, en donde asaltaron una parrilla vestidos de policías. Ambos son oriundos de Córdoba, y estaban con prisión domiciliaria con tobilleras electrónicas en un hospedaje ubicado en Patico Daneri y San Juan, pero en la noche del 21 de agosto escaparon y no se supo más nada de ellos.

Dos meses y medio después, y como resultado de un trabajo investigativo realizado por la División Investigaciones de la Jefatura de Gualeguaychú, en conjunto con personal policial de la provincia de Córdoba, se detuvo a Juárez en la localidad de Arroyito.

La Policía cordobesa investigó el informe brindado por la Policía de Gualeguaychú, en donde se aportaron domicilios y otros lugares que podrían frecuentar los prófugos, y tras una larga espera se localizó a uno de ellos.

Juárez será trasladado a Gualeguaychú en la proximidad para enfrentar al Tribunal de Juicios en el debate que le quedó pendiente. El juicio se desarrolló normalmente con los otros tres acusados que quedaron en Gualeguaychú. La jueza Alicia Vivian condenó el 22 de septiembre a Javier Rolando Silva a 4 años de cárcel y Walter Víctor Telechea a 3 años y medio, mientras que Miguel Grando – que también fue señalado como coautor del hecho ocurrido el 25 de mayo – se lo declaró inimputable.

Fuente de texto y fotografía: El Día de Gualeguaychú.

About the author  ⁄ Infoner