Caso Rivas: la Fiscalía de Gualeguaychú solicitó la requisa personal y una pericia psiquiátrica

La fiscal de Gualeguaychú, Martina Cedrés, solicitó varias medidas en torno a la causa contra el abogado Gustavo Rivas, por corrupción de menores y facilitación de la prostitución. Por un lado, solicitó la “requisa personal” del imputado -para comprobar detalles denunciados por las víctimas- y una pericia psiquiátrica.

 

Mientras la causa judicial por corrupción de menores y facilitación de la prostitución contra el abogado de Gualeguaychú, Gustavo Rivas, sigue su curso investigativo, la fiscal Martina Cedrés, con acuerdo del fiscal coordinador Lisandro Beherán, adoptó medidas en los últimos días. Por un lado, se pidió la instrumentación de una “requisa personal” sobre Rivas, que tiene como objetivo comprobar lo denunciado por las víctimas y por la revista Análisis, en cuanto a la perversidad de las prácticas sexuales del letrado, tanto en su casa particular, como en la casa quinta que disponía en Urquiza al oeste y en el barco. Las víctimas, en sus exposiciones, ratificaron lo consignado en el artículo periodístico, pero también ampliaron sobre las preferencias del abogado.

No obstante, el juez de Garantías y Transición, Mario Figueroa, rechazó la petición de Cedrés. Por ello fue que la mencionada fiscal, este mismo lunes, fue en apelación ante el Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguay, compuesto por compuesto por María Angélica Pivas, Darío Crespo y Javier Cadenas.

La fiscal Cedrés también requirió una pericia psiquiátrica sobre Rivas, como así también la intervención telefónica de sus líneas particulares y celulares. A lo primero, el juez de Garantías hizo lugar, pero no a lo segundo, argumentando que correspondían también a su actividad en el estudio jurídico, donde existe otro socio que podría verse perjudicado por tal medida.

En tanto, la Fiscalía siguió recabando más testimonios de testigos de Gualeguaychú, quienes aportaron importantes detalles para la causa y se espera la comparecencia de otras víctimas, no solamente de la ciudad, sino también de otras jurisdicciones, quienes se manifestaron dispuestos a denunciar hechos cometidos por el abogado Rivas, en diferentes períodos de tiempo. Es decir, episodios cometidos entre 1970 y el 2010.

 

Análisis.

Comentarios