Cultura

Hoy no hay motivos para el optimismo

Hoy no hay motivos para el optimismo. Hoy sólo es posible tener esperanza. Esperanza es lo opuesto del optimismo. Optimismo es cuando, siendo primavera afuera, nace la primavera dentro de tí. Esperanza es cuando, siendo sequedad absoluta afuera, continúan las fuentes burbujeando dentro del corazón. Optimismo es alegría “por causa de”: cosa humana, natural. Esperanza es alegría “apesar de”: cosa divina. El optimismo tiene raíces en el tiempo. La esperanza tiene sus raíces en la eternidad. El optimismo se alimenta de grandes cosas. Sin ellas se muere. La esperanza se alimenta de pequeñas cosas. En las pequeñas cosas florece, le basta una fresa al borde del abismo. Hoy, es todo lo que tenemos: fresas al borde del abismo, alegrías sin motivos. La posibilidad de la esperanza.

Camus sabía lo que era la esperanza. Sus palabras: en medio del invierno descubrí que había dentro de mí un verano invencible.

Rubem Alves
Poeta brasileño

 

Read More →

El cinto de tres diosas

¿Quién le regaló el cinto a Hipólita, la reina amazona? ¿Era el mismo cinto que usaba Afrodita, en el cual se concentraban “la ternura, el deseo y las palabras seductoras”? ¿Cómo y cuándo había pasado de una diosa a la otra? ¿Quién fue la primera dueña? Estas preguntas me llevaron a investigar en la Ilíada, en otros libros de mi biblioteca y en internet. No hallé la respuesta que satisficiera mi curiosidad. Por eso, recurrí a mi amiga, Marta Ledri, Licenciada en Letras. Si bien no llegamos a una conclusión, la escritora despertó. Como los artistas del Renacimiento, recreó el mito con pinceladas propias y, ahora, nos entrega su pintura en palabras.

Liliana Broggi Spiazzi

Profesora de Castellano, Literatura y Latín.

Read More →

Fallo inédito: la Justicia argentina condena a una tuitera por calumnias e injurias

La obliga a realizar 150 horas de ayuda comunitaria. Fue tras denunciar en Twitter desde una cuenta falsa a un empresario por delitos que no cometió.

En la foto: Marcelo Frydlewski, víctima de las injurias, junto a su esposa la abogada Ana Rosenfeld.

 

Una mujer inventó una cuenta de Twitter y desde allí denunció a un hombre por haber cometido una serie de delitos. Las acusaciones se viralizaron y el apuntado sintió que eso afectaba su nombre y su honor. La historia podría haber terminado en un par de tuits y pasado al olvido. Sin embargo, la víctima fue a la Justicia y al cabo de un año convirtió su caso en el primer precedente judicial sobre el que habrá que estar alerta: publicar en redes sociales una incriminación falsa puede terminar en una condena.

 

Esa es la historia del empresario Marcelo Frydlewski y la abogada Mónica Lang, quien terminó condenada por la Justicia nacional a 150 horas de trabajo comunitario a cambio de su sobreseimiento en el delito de calumnias e injurias.

Lang creó la cuenta @EVAargentina20 en febrero del año pasado y el 22 de ese mes disparó una serie de tuits que vinculaban a Frydlewski con una serie de delitos. El 3 de mayo de 2017, el hombre, a través de sus abogados, la denunció por calumnias e injurias ante la Justicia en la Capital.

En noviembre el Tribunal Oral Criminal 22 porteño celebró una audiencia de conciliación prevista para este tipo de delitos. La querella, a cargo de Jorge Monastersky y la esposa de la víctima, Ana Rosenfeld, solicitó que Lang retracte a través de la publicación por tres días en dos diarios nacionales, y el pago de $ 1.000.000, que serían donados a una entidad de bien público.

Sin embargo, la imputada respondió que no contaba con los medios para afrontar esa suma de dinero, por lo que Monastersky pidió al juez Angel Gabriel Nardiello, del Tribunal 22, que Lang realice 150 horas de tareas comunitarias, con el argumento de que el destino que daría su cliente en su primer pedido económico cumpliría la misma función social.

La mujer intentó remediarlo con tuits que rectificaran lo enunciado en febrero, pero los abogados de Frydlewski se negaron por su escasa cantidad de seguidores.

“En la audiencia se hizo alusión a que hay que tomar conciencia de que acusar falsamente a una persona de la comisión de un delito en las redes sociales, en este caso Twitter, es un hecho grave que causa un gran daño en lo personal y profesional a una persona y que la Justicia no puede permitir que estos hechos sigan sucediendo y que no tengan consecuencias”, explicó Monastersky.

Así, el juez Nardiello dictó sentencia: sobreseyó a Lang (la condena por calumnias e injurias hubiera sido una multa de $ 20.000) a cambio de que aporte 150 horas de tareas comunitarias en el centro Cáritas más cercano a su casa y la publicación de la parte dispositiva del fallo en dos diarios nacionales durante tres días, incluido un domingo (día de mayor tirada).

“Es un caso testigo. En las redes es cotidiano que cualquiera acuse a cualquiera y eso provoca un daño enorme y afecta la reputación online de la persona”, explicó a Infobae Monastersky, y fue claro: “La resolución judicial viene a poner en claro que decir cosas en las redes sociales tiene sus consecuencias”.

Fuente: Infobae.

Read More →

Carlos Suarez, un maestro del simbol

Mientras cientos de turistas iban y venían con sus bolsas y sus camperas de hilo por los pasillos de esas dos grandes carpas que año tras año albergan a artesanos de diversos puntos del país, sentado en un banquito estaba Carlos, concentrado en su mundo de trenzas de simbol.

Read More →