Informes especiales

Cuestión de fondo

La economía debe entenderse desde un punto de vista de equilibrio general, es decir a nivel sistémico, buscar interpretar cada dato como una parte de un problema complejo. Tendemos a analizar cifras aisladas y compararlas con el periodo anterior pero la realidad es que tenemos que evaluar si verdaderamente hay cambios estructurales, de fondo, que determinen modificaciones permanentes en los índices y que nos permitan proyectarnos a largo plazo apoyándonos en un incremento de la confianza.

Read More →

Érase una vez en El Calafate

La tradicional “coima” reinó en todos los estamentos del gobierno que ejerció el poder entre 2003 y 2015 y hoy muchos de sus beneficiados desfilan hacia las cárceles con escala en Comodoro Py, shockeados por el golpe asestado por un simple cuaderno. Un chofer curioso, sagaz y paciente, birome en mano, destruyó la red de corrupción más grande de que se tenga memoria en nuestra historia política. Las concentraciones que se realizaron el 21 de agosto en todo el país, amén de su magnitud sobresalieron por el contenido de sus consignas, con una mirada que no enfiló hacia la Casa Rosada sino que se posó en el Congreso. El disparador fue la reticencia en las bancas a autorizar allanamientos en propiedades de Cristina Fernández. Finalmente imperó la racionalidad.

Read More →

Embarazos vulnerables: ¿a dónde recurrir?

Toda muerte evitable es un hecho gravísimo. No queremos ninguna mamá muerta por abortos clandestinos y tampoco niños y niñas muertos por abortos legales o clandestinos. Si una de las causas reales y más graves por las que una mujer llega al aborto son los problemas que atraviesa en estado de vulnerabilidad, trabajemos como comunidad para amortiguarlo.

Read More →

El show moralizante de la política judicializada

El dólar a más de $30, la inflación acuciante, la caída de la capacidad adquisitivo del salario de la clase trabajadora, el retorno al FMI, la reaparición del “riesgo país”, la ola de ajustes en el sector público que va desde despidos a recortes en las jubilaciones; todo ello es parte del panorama económico de la Argentina gobernada por la alianza Cambiemos. También las operaciones judiciales – mediáticas sobre casos de corrupción no comprobados que involucran a los principales líderes de la oposición e, incluso, a la propia institucionalidad del Partido Justicialista Nacional.

Read More →

Reserva Natural El Potrero. Galería de fotos

La Estancia El potrero comprende 32 mil hectáreas del vasto territorio de Costa Uruguay Norte, en Gualeguaychú.

Desde hace diez años y por decisión de sus propietarios, el 68 por ciento de esas 32 mil hectáreas es área natural protegida.

Allí, entre la gran variedad de especies de la flora y la fauna nativas, vive el bello y casi extinto tordo amarillo.

Una vez por mes se realizan visitas guiadas sin costo para el visitante.

 

Read More →

Inercia ciudadana cómplice de la corrupción

Millones de argentinos habitualmente desentendidos de la realidad política, se van quedando sin argumentos ni atenuantes para no reaccionar ante la corrupción enquistada en el poder. Peor aún, se ha consentido recurrentemente que personajes que se llenaron de dinero con cifras super millonarias a costa del erario público, continúen dentro de la política y se cobijen en esa suerte de aguantadero de malandras en que se van convirtiendo las cámaras legislativas, donde los pares de los imputados poseen la potestad de aceptar o rechazar según les parezca, el desafuero de los delincuentes seriales.

Read More →

Amamantar: amor y salud para siempre

La lactancia es un proceso vital mediante el cual la madre provee un tejido vivo que opera en un amplio espectro de interacciones, no sólo nutricionales sino también sobre la díada madre-hijo en respuesta a las demandas nutricionales, inmunológicas y emocionales del recién nacido (Lorenzo J.: “Nutrición del niño sano”, año 2007).

Read More →

Día Mundial contra la Trata: hay esclavos en Argentina

La esclavitud tiene rostros bien marcados en nuestro país. Un rostro cada vez más femenino y más pobre. Y el rostro de migrantes latinoamericanos.

Por Verónica Toller

Todavía sorprende escuchar a quienes interpretan que hablar de “esclavos” es una forma metafórica de decir “abuso” o “explotación laboral”. La ignorancia vencible (basta con googlear) así como el desconocimiento por ingenuidad o por falta de medios de información accesibles, son causales de nuevas víctimas y herramientas bien utilizadas por los esclavistas modernos. Por eso, sirve compartir y visibilizar el tema en todo el mundo en días como el de hoy.

En 2014, la ONU resolvió instituir el 30 de julio de cada año como el “Día Mundial Contra la Trata”. Tomó este día para reconocer “la importancia del Plan de Acción Mundial de las Naciones Unidas para Combatir la Trata de Personas, aprobado por la Asamblea General en su resolución 64/293, de 30 de julio de 2010”.

Este 2018, el tema propuesto a nivel internacional es “Emigrar sin trata. Sí a la libertad, no a la esclavitud”. “Las organizaciones criminales, dedicadas a la trata de personas, usan de las rutas migratorias para esconder a sus víctimas entre los migrantes y los que buscan refugio”, advirtió la Comisión de Migrantes e Itinerantes de la Conferencia Episcopal Argentina.

Hay esclavitud: las víctimas son secuestradas, obligadas, amarradas psicológica o físicamente para impedir el escape (la gama incluye golpes, torturas, amenazas contra su vida o la de sus familias, cadenas, hambreo, provocar sed, incautación de celulares y documentos, cambios de identidad).

Hay sometimiento: porque deben realizar tareas o acciones que jamás hubieran acordado bajo otras condiciones (disponibilidad sexual para sus captores o para clientes; pornografía infantil; halconeo o control de otras víctimas como ellos; transporte clandestino de drogas como “mulas”; uso de menores en prostíbulos; trabajos en establecimientos agrarios o supermercados o talleres textiles o en hornos ladrilleros bajo amenaza; convertirse en sicarios para el jefe que los obliga).

Hay comercio de carne humana: podemos buscar términos que enmascaren. Pero no hay mejor forma de nombrar al tráfico de órganos, que también existe en nuestro país.

Hablamos de crimen organizado: delito complejo. La trata implica captación forzada, reclutamiento con engaños. Transporte clandestino. Recepción ilegal de víctimas. Protección por parte de funcionarios corruptos. Explotación. Hablamos de cataratas de seres humanos: se estiman 45 millones de víctimas en condiciones de esclavitud en el mundo; 215 millones sumando a todos los niños no solo prostituidos sino obligados a realizar tareas de riesgo. Por año, además, son traficadas 2 millones y medio de personas en 167 países.

Trata y tráfico de personas no son sinónimos, pero sí son socios. Traficar personas es transportarlas clandestinamente a cambio de un pago, de un país a otro, para introducirlas por fuera de las rutas oficiales. Trata de personas es esclavizarlas bajo muchas formas. Pero en alto número, traficantes y tratantes son socios o son la misma mafia. Cuando la persona que transportan llega a destino, es entregada a grupos que la someten, o bien, se le exige un nuevo y más alto pago. Los convierten así en “deudores” eternos, saldo que deberán pagar con su cuerpo, sus días, sus familias, su salud, sus esperanzas.

La trata de personas ligada al tráfico está en Argentina: en las fronteras donde se introduce a migrantes coreanos, japoneses, dominicanos a través del Río Uruguay, de noche y en lanchas silenciosas; está en la ruta nacional 14, por donde se introduce al país desde la triple frontera a mujeres chinas indocumentadas con destino a los prostíbulos porteños; está en el barrio de Flores en CABA, donde se estima que existen miles de talleres textiles clandestinos, cárcel de bolivianos y bolivianas, paraguayos, peruanos, en condiciones infrahumanas de falta de higiene, contagiados de tuberculosis (ver estudio UBA-CONICET 2012) por la debilidad física y la depresión que los gana, encadenados literalmente a las máquinas. Está en el matrimonio forzoso, en los niños destinados a turismo sexual y pornografía pedófila.

Y reportan ganancias. Hablamos del segundo negocio clandestino más redituable del planeta, detrás del narcotráfico y delante del tráfico de armas. Se estiman 150 mil millones de ganancias anuales en el mundo. ¿Cuánto reporta vender una persona? Depende del mercado, lugar, estado de la “mercadería”… Traficar una persona desde Villazón, en Bolivia, hasta Buenos Aires reporta 70 mil pesos al traficante. O 2500 dólares per cápita: es el precio de venta de niños y niñas en la frontera, según fiscales de la Justicia boliviana. Y luego… comprar y vender, comprar y vender, comprar y vender…, de un prostíbulo a otro, de un cliente a otro, hasta 40 por día, según denunció Alika Kinan, víctima en Usuhaia.

La trata y el tráfico no solo someten el cuerpo. La cárcel se queda adentro; se llama amenazas, violencia, convencer a la víctima de que no tiene retorno. Que de la trata no se vuelve. Que ha muerto su identidad, no la del DNI sino la más profunda, la conciencia de ser uno mismo y una misma. La trata es una “mortífaga” que fagocita nuestra definición misma de humanidad: “No sos nadie, no valés nada, no hay salida”.

Pero sí la hay.

En la medida en que cada uno de nosotros entienda que tiene/tenemos el compromiso de requerir a las autoridades el cumplimiento de las leyes anti-trata, la construcción de refugios de seguridad para las víctimas que se atrevan a denunciar; que tenemos el imperativo ético de hablar, de actuar, de poner a los migrantes, a las víctimas en nuestros temas de conversación. Y a los jóvenes, las niñas, niños, adolescentes, atentos con ojo avizor.

Porque como decía Sábato, “hay una manera de contribuir a la protección de la humanidad, y es no resignarse”.

Read More →