Opinión

OPINIÓN. Una gran Nación se construye con la unidad de todos

Argentina se encuentra en un importante proceso de transformación que no debe detenerse. El país empieza paulatinamente a mostrar resultados satisfactorios, esperados, del esfuerzo que todos los argentinos venimos haciendo desde hace tres años, pesado pero necesario para los cambios que debían hacerse.

Por Nicolás Mattiauda

Estoy convencido de que el esfuerzo de sus habitantes es el principal motor para empujar a un país hacia adelante. Claro que el mismo debe verse compensado con una retribución que les permita desarrollarse sin generar dependencia del Estado ni de los políticos. Todo esfuerzo, a la larga, tiene su recompensa. Y eso es lo que sucederá en la Argentina de los próximos años cuando empiecen a dar resultados las grandes y necesarias transformaciones que implementó el gobierno de Mauricio Macri.

Es un valor fundamental entender que el esfuerzo sirvió para construir las bases del país que merecemos. Hay infraestructura para poner a la Argentina a producir y generar riqueza. Y un ejemplo concreto de ello es el frigorífico Alberdi S.A. de Oro Verde que pasó de estar a punto de cerrar y dejar sin trabajo directo a 100 personas, a casi triplicar su planta de personal debido a los nuevos mercados abiertos gracias a la política del gobierno nacional de insertase en el mundo.

Más allá de que hay mucho por hacer, por mejorar, las oportunidades que se presentan para el país son muy importantes si se mantienen las buenas relaciones con el mundo, si hay un presidente como Mauricio Macri que ha demostrado tener un liderazgo tan fuerte que ha recibido el reconocimiento de los jefes de Estado de la región, incluso de los mayores referentes políticos internacionales que lo reciben con especial entusiasmo y respeto.

Tan fuerte aparece su liderazgo que el candidato a vicepresidente, Miguel Ángel Pichetto, no ahorra elogios hacia la figura del mandatario. Un compañero de fórmula que, formando parte de un espacio político distinto, hizo una oposición responsable, aportó a la gobernabilidad, entendió las reglas del juego y aceptó el desafío porque comprendió que los objetivos comunes planteados por el gobierno nacional (entre ellos, apertura de nuevos mercados, infraestructura para desarrollar la capacidad productiva, lucha contra el narcotráfico) eran el camino correcto.

El candidato a vicepresidente ha planteado algo fundamental para el país que se viene: dos argentinas con pensamientos polarizados no hacen una Nación, sino que la misma se construye con la unidad de todos los argentinos.

Y lo reafirmo: para construir una Nación poderosa debemos trabajar todos los días por la unidad de los argentinos y en el contexto de lo planteado la expresión política para lograrlo está en la fórmula Macri-Pichetto.

  • Senador provincial por el dpto. Gualeguaychú (Juntos por el Cambio)
Read More →

UN INCENDIO POR OTROS MEDIOS

¿Basta con ser comedido, diligente y algo entendido en política para ocupar un cargo público? ¿Y especialmente para integrar una lista de legisladores? Podría discutirse. Pero por encima de todo, si no se reúne un alto nivel de moralidad y honradez, antes que el sufragante lo amoneste en el cuarto oscuro, debería ser vetado por la propia corporación partidaria. Y para ello es menester generar una legislación basada en premios y castigos. Porque guarecerse en una lista sábana sin poder exhibirse como modelo de honestidad intelectual, amén de portar uñas cortas es una grave ofensa a la democracia y a la ciudadanía en su conjunto. Es este un fenómeno que integra la galería de las malas costumbres argentinas. Más grave aún es si quienes delinquen a troche y moche apoltronados en un despacho, metiendo mano donde no se debe para asegurarse un buen futuro, aún estando hoy alojados en un penal, son habilitados para ser candidatos al cargo que deseen. En vez de sancionar al corrupto se lo premia para que vuelva a sus andanzas. Al zorro le vuelven a liberar la entrada al gallinero.

Luis María Serroels
Especial para INFONER

El 28 de octubre de 1983 el justicialismo reunió junto al Obelisco porteño a una verdadera multitud de adeptos para proclamar la fórmula presidencial Italo Luder-Deolindo Bittel. Faltaban un par de días para los comicios generales que le abrirían las puertas a la recuperada democracia cercenada por la más sanguinaria dictadura cívico-militar de que se tenga memoria. Al culminar el acto, el sindicalista Herminio Iglesias, candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires, después de culminar un insultante discurso dirigido a Raúl Alfonsín, no tuvo peor idea que prenderle fuego a un pequeño ataúd con los colores de su partido y el nombre de quien luego se convertiría primer mandatario. No son pocos los que sostienen que esta barbarie contribuyó a dar vuelta las encuestas que daban ganador al partido de Juan Perón. Además, la intervención de un sindicalismo muy rechazado por las bases fue una pesada carga. El 10 de diciembre de 1983 el líder radical se colocaba la banda y recibía el bastón presidencial. El despropósito de Iglesias resultó electoralmente letal para el justicialismo.

Los últimos años en nuestro país se han dado situaciones escandalosas sobre enriquecimiento desmedido de cierta corporación política arribada al poder con gran apetito y total desmesura y glotonería por el patrón dinero, que terminó saqueando al Estado.

Ello ha contado con la colaboración, por repudiable lentitud, de ciertos estamentos judiciales débiles ante las chicanas de los defensores, que especulan con que los .vaivenes de las instituciones entronicen cómplices empeñados en cambiar leyes que les permitan sortear el merecido encierro.

La sociedad argentina mayoritariamente rechaza la pereza judicial y repudia la impudicia de ciertos magistrados fácilmente permeables a retribuciones que estimulen y alimenten su afán de riqueza. Conocido es que un alto magistrado que cometió una grave falta sobreseyendo en tiempo récord y sin investigar a un matrimonio presidencial y mandando al archivo la causa, una vez obtenida su jubilación admitió su reprobable actitud atribuyéndola puerilmente a amenazas de muerte (que debió denunciar y no lo hizo). Ello ameritaba una excusación inmediata permitiendo que los mecanismos judiciales obren en consecuencia, dando lugar a otro juez.

Cuando hablamos de los atributos que se deben ostentar a la hora de ser examinado por la ciudadanía, estamos demandando una mayor elevación integral de los candidatos.

Pero cabe preguntarse: ¿es tolerable que un escaño se convierta en tabla de salvación para los delincuentes? ¿Es lícito que la banca sea el refugio de los corruptos mediante el auxilio de los fueros?

En las democracias impolutas la mera sospecha bastaría para excluír a quien no reúna las condiciones de la debida decencia, sin necesidad de que haya o no sido condenado por los jueces, porque la más minima sospecha tiene suficiente entidad para evitar el ludrivio público. El derecho de admisión no debería tener excepción alguna. En una sociedad que se precie de cultivar los mejores valores de la convivencia ciudadana, los eventuales candidatos a integrar listas electorales deben mostrar una total vocación por el bien y rechazo por el mal. En Argentina los cuerpos legislativos suelen adoptar la condición de virtuales aguantaderos.

Quienes –si prosperase una ley en ciernes- sabrán que no podrán salvarse detrás de la condición de legislador y la moral ocuparía un sitio predominante. No honra tanto la banca a quien posa sus sentaderas sobre ella, sino que mayor debe ser el respeto por ella del legislador jerarquizándola.

Días pasados se reactualizó el tema vinculado con la prohibición de ocupar listas electorales a quienes estén condenados por corrupción (en noviembre de 2017 se frustró en la cámara baja un intento en este sentido, porque legisladores que tenían cola de paja boicotearon dicha iniciativa). Eran tiempos en que un ex presidente de la nación condenado por gravísimos delitos, prorrogaba su mandato como senador porque su sentencia no se hallaba firme y aún hoy se aguarda semejante decisión. En ese entonces el período ordinario de sesiones llegaba a su fin y con ello todos los dictámenes volvían a cero.

Una obra propia de un acendrado corporativismo. No es ocioso recordar que el 15 de mayo de 2018 se había insistido con una iniciativa similar que jamás llegó al recinto. Ahora nos encontramos con que habrá un nuevo intento por debatir una cuestión tan sensible, tendiente a que el venidero 6 de agosto durante el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales (faltando pocos días para las PASO presidenciales y legislativas nacionales) se reabra la discusión. Se vincula con la ley “Ficha Limpia” que rige en Brasil, que fuera aprobada en mayo de 2010 y que el año pasado le impidió al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva postularse para la presidencia por su condición de condenado por corrupción.

Hoy en Argentina, el diputado suspendido y preso (con otras causas pendientes) Julio De Vido, se postula para una nueva banca. Hablamos de quienes robaron en la función pública, el Estado, cancelaron el costo de obras con sobreprecio nunca terminadas y ni el mejor maquillaje les da un rostro de honestos. Todo esto no es otra cosa que una sonora bofetada en el rostro de la ciudadanía sana de la república.

No valen argumentos vinculados con el nivel intelectual ni el grado de formación política. Se trata, ni más ni menos, que de una cuestión de moral, tan escasa en cierta clase política.

En estos días de avalancha propagandística que no ofrece nada nuevo y abunda en promesas, es bueno recordar la frase del senador romano Cantón el Viejo (siglo II): “Res non verba” (“Hechos no palabras”). Imposible no advertír que ciertas frases proselitistas prometen revisar el Pacto del Mercosur y ordenar el país. El presidente brasileño no demoró en revelar su molestia, frente a una alianza muy sensible fruto de la decisión de ambos países junto a Uruguay y Paraguay y que precisamente hoy fortalece su vigencia tras el acuerdo con la Unión Europea. El fantasma del maridaje con la dictadura venezolana ronda y preocupa. Prometer hacer ahora lo que no se hizo en 12 años de desbarajuste, es una inocentada y difamar a altos funcionarios que heredaron tan pobre gestión, una estrategia trillada. A las obras públicas no se las promete como cantilena aburrida sino que se las exhibe cuando están finalizadas. Ahí radica la palmara diferencia. Y cuando las promesas y críticas surgen de la boca de quienes han quedado sellados en documentos imborrables, el olfato ciudadano se sensibiliza más.

Los spots de alguien que deja aviesamente de lado su pasado de ofensas y deslealtades contra una presidenta que lo rescató de la neblina política para que exhiba una nueva estética facial, provocan asombro.

Las ironías suelen ser muy crueles. Las duras y agraviantes acusaciones que Alberto Fernández le dedicó a Cristina Fernández cuando se alejó del FPV, hoy se convierten en un bumeran porque obran como material para enriquecer los spots anti kirchneristas.

Napoleón Hill escribió que “La deslealtad lo marca a uno como siendo menos que el polvo de la tierra y trae además el desprecio que se merece. La falta de lealtad es una de las mayores causas del fracaso de cada camino de la vida”. Y las marcas que deja jamás se borran del todo.

Read More →

Los que velan nuestra desidia

Seamos sinceros, a muchos nos cuesta el trabajo de separar los residuos. El tener tres bolsas, orgánicos/húmedos, inorgánicos/secos y patogénicos domiciliarios, el mirar el día que es para sacar una u otra, no son pocas las veces que estas situaciones, nos causan molestias.

Por Eugenio Jacquemain para La Revista


Gualeguaychú es conocida mundialmente por el cuidado del ambiente. La organización popular para enfrentar la instauración de pasteras, la ordenanza sobre el uso y acopio de glifosato, la obra fundamental de las lagunas sanitarias (hoy nuevamente puestas en valor luego de haberlas descuidado), la recuperación y mantenimiento de espacios públicos y como corolario, la recolección diferenciada de residuos, han marcado y acentuado en los últimos tiempos, la ciudad en la que nos gusta vivir.


Sin embargo, y pese al esfuerzo de la mayoría, hay un sector de nuestra población, que no hace lo necesario para adaptarse a una ciudad de todos. Pese a la voluntad y energía de los trabajadores municipales, que día a día recorren la ciudad, constantemente nos encontramos con papeles, botellas, bolsas y hasta objetos de gran porte abandonados en las veredas, calles, con micro o macro basurales en distintos lugares.

Los últimos años se han profundizado las políticas públicas del cuidado del medio ambiente, pero hay sectores que, por comodidad o desidia, se resisten a implementar muchas de ellas.


Cesar Massart tiene a su cargo el equipo integrado por Claudia, Carlos, Elina, Patricia, Pablo, Rubén, Esteban, Raúl y Walter, que son quienes diariamente se ocupan de enmendar lo que algunos usan como solución a sus problemas, ellos son los que se encargan de la lucha continua contra los micro basurales, el lado oscuro de una ciudad que quiere vivir mejor.


“Limpiamos todos los días distintos puntos de la ciudad, ya sean micro o macro basurales. Tengo nueve chicos a cargo, trabajan de seis de la mañana hasta las trece horas. Recolectamos aproximadamente 200 bolsas por día en diferentes lugares de la ciudad, salvo el lunes, que vamos todos a la chanchería, el predio ubicado en Misiones y Bvard Montana, ese macro basural es el más complicado, ahí agregamos ese día unas sesenta bolsas más”.

Massart


César asegura ver vecinos en carros arrojando desperdicios en la calle, pero también desde automóviles nuevos tirando bolsas en distintos lugares, abandonando sus desechos cerca de la casa de otro.


Los lugares más complicados

“Donde siempre volvemos es, como les decía principalmente a “La Chanchería”, Bvard. De María y Margalot, o Perigan también, calle de Tropas o Arroyo Gaitán principalmente”, señala César Massart, y agrega: “Esto es netamente un problema cultural, en un momento logramos sanear todo, pero desde la separación de residuos, hay gente que no acompaña, mezcla todo, y claro, cuando el recolector no lo lleva, busca subirlo al auto y tirarlo donde nadie lo vea o crea que eso no sucede, sin pensar que a pasitos de ese lugar, vive otro vecino que si se preocupa por su basura”.

Su cara denota más que bronca, dolor por lo que sucede: “Los chicos limpian alrededor de tres micro basurales por día y sin embargo reaparecen en esos u otros lugares, el trabajo de ellos es de hormiga, silencioso pero importantísimo para la salud de nuestra ciudad. Insisto que es un problema cultural no social, porque es transversal, hay gente que no se hace cargo de los residuos que genera, delega en el resto de la sociedad su problema, debe ser responsable de ese residuo y depositarlo donde corresponde, con eso no solo está haciendo las cosas bien en la actualidad, sino a futuro, con sus hijos, nietos, incluso deja una enseñanza en ellos de convivencia para una ciudad más limpia, más sana”.


Acordamos con él, que en nuestra ciudad hay gente que no tiene una cultura en el cuidado del medio ambiente, que no importa a que clase social pertenezca, que no se hace cargo del problema que genera en el resto de la ciudad, el arrojar su basura en cualquier lado, que condena a otros vecinos a hacerse cargo de ella, que contamina, no solo visual sino biológicamente nuestra ciudad. Cada vez que llueve, el agua arrastra.


“Esos otros vecinos, los que reciben la basura injustamente, pese a cumplir las ordenanzas y hacer las cosas bien, deben sufrir la desidia de otros”.


No solo son políticas de gobierno, no solo es el Estado Municipal el responsable de llevar adelante políticas de saneamiento ambiental, antes hay otros responsables, y somos cada uno de nosotros. La separación primaria de los residuos domiciliarios es nuestra responsabilidad, no alcanza con un Estado que apueste fuertemente al medio ambiente si, cada uno de nosotros, no actuamos como corresponde. Ese líquido oscuro que a veces se cuela por algún agujero invisible de la bolsa de basura y tan mal huele se llama lixiviado. ¿Cuántas veces hemos corrido a limpiar el piso de la cocina cuando se ha filtrado un poco del tacho donde teníamos la bolsa? ¿Por qué tiramos una bolsa a metros de nuestros vecinos y no nos importa? Imaginemos cada micro basural desprendiendo ese elemento y penetrando en la tierra, incluso con el riesgo que las napas estén altas. Su composición es altamente contaminante y tóxica. Transmite a la tierra cientos de compuestos tóxicos, que cuando llueve, pasan su medio de proliferan, como cucarachas, roedores, mosquitos contribuyendo a desmejorar la calidad de vida de nuestros vecinos.
Por el bien de nuestra salud y la de las futuras generaciones, con la idea de que verdaderamente sea una ciudad de todos donde convivamos con respeto, escuchemos a César y a quienes, día a día, silenciosamente, se hacen cargo de nuestros errores, todavía estamos a tiempo.

Read More →

No calumniemos al VAR

Cuando una determinada tecnología, por más asombrosa y revolucionaria que fuere, es manipulada indebidamente con intenciones aviesas, no sólo pierde su genuina función sino que se la expone injustamente a la crítica más dura. Si el sistema denominado VAR (sigla de Video Assistant Referee en inglés) es tramposamente aplicado, la falla no es del aparto sino del afán fraudulento que suele anidar en los seres humanos. Si un desfribilador externo automático, instrumento portátil aliado de la medicina cardiovascular, no se utiliza en el momento preciso y oportuno, la falla no es de la bíoingeniería sino del profesional actuante. Durante la reciente disputa de la Copa América en Brasil, lo que se presumía como valioso auxiliar de los árbitros al momento de confirmar una falta, derivó en un escándalo que echó sombras sobre el fair play (juego limpio) generando desconfianza y sembrando dudas sobre un sistema que no debería exhibir fisuras de ninguna índole.

Read More →

CRISTINA EN EL PAÍS DE LOS DESPROPÓSITOS

El 7 de setiembre de 2014, en el diario Perfil se publicó una nota firmada por Natalia Aguiar y Mariano Confalonieri, donde se enumeraban 745 denuncias ante la Justicia Federal de Comodoro Py, que involucraban a Cristina Fernández y una lista de ministros y otros altos funcionarios en actos de corrupción. En el desglose, a la presidenta se le adjudicaba más de un tercio de las imputaciones (298). Por estos días y con varios soldados K, el candidato presidencial Alberto Fernández salió a negar los cargos contra su supuestamente agraviada jefa política, buscando justificar su colosal patrimonio con argumentos que ni siquiera sus defensores se atreverían a utilizar. A casi cinco años de aquel informe, los avances de la justicia son tan pausados y calmosos, que apenas un puñado de involucrados cumple condena mientras su jefa sale del país y regresa sin problema, falta a las audiencias y encima -ya como candidata- persigue convertirse en titular del Senado nacional.

Read More →

LOS AGRAVIOS SON PRODUCTO DEL FRACASO

Perdón por la ironía pero imaginemos cuanta desazón le debe haber generado a los jefes de gobierno de la Unión Europea y sus pares del Mercosur, el enterarse de que un ideológicamente inestable político argentino con planes de llegar al poder y un ex ministro de Economía de la gestión K, coincidieron en descalificar el flamante acuerdo logrado entre ambos cuerpos, dando forma a un proyecto que se venía discutiendo nada menos que desde 1999. Es sugestivo que tal postura se haga pública sin conocerse con amplitud y profundidad de qué se trata y dejando de lado las múltiples reuniones que deberán hacerse hasta poner en movimiento mega operaciones comerciales, para lo cual resta aún la letra chica y buscar que ningún sector se vea perjudicado en sus intereses. El “experto” en relaciones económicas internacionales, Máximo Kirchner, rechazó enfáticamente este logro que muchos países celebran, olvidando que en 2014 su madre, en calidad de presidenta de la nación, no ocultaba sus esperanzas de avanzar en un pacto como el que se ha consagrado. Ya lo había proclamado en 2009. Es la política del “perro del hortelano”, alimentada por la envidia como el acto final de los estertores generados por al fracaso.

Read More →

La importancia de la división de poderes

Tal como afirmé cuando asumí este año la representación institucional de todos los matriculados de la provincia, creo que es fundamental bregar por el real cumplimiento de la división de poderes, establecida constitucionalmente, como sistema de gobierno y de república.

Read More →

LA POLÍTICA DEL ABSURDO

Promediando 2019, en nuestro país se asiste a la concurrencia de factores y sucesos que en nada ennoblecen la práctica política y peor aún, acentúan una fuerte y creciente tendencia hacia el absurdo. Resulta ciertamente repugnante que la vida nacional se enmarque sin rubor alguno de acuerdo a las estimaciones a veces tramposas que gobierno y oposición realizan sobre sus posibilidades de ganar terreno mirando hacia una contienda electoral. Ello deriva en la lógica de entrecruzar misiles retóricos entre el gobierno y la oposición, donde la habilidad dialéctica ocupa el centro de la escena. Se sabe que los presos de nuestras cárceles tienen derecho al sufragio, pero lo que nos sitúa en el plano del dislate es que haya personas encarceladas por cohecho que no por ello tienen vedado integrar listas electorales. Podría darse el caso de que los corruptos regresen a sus andanzas sin tropiezos, simplemente porque sus condenas no están firmes. ¿Quién se atrevería, llegado el caso, al desafío de ingresar a una cámara para sacar esposado a un legislador mano larga?

Read More →

LA CAÍDA DE LOS GLÓBULOS ÉTICOS

Cuando en la práctica política de una nación ciertos operadores sufren la merma de los glóbulos éticos con fuerte caída de las defensas morales, es grave. Pero más grave aún resulta que tal quiebre sea consentido por sectores de la sociedad, tomando estas faltas como algo normal. Peor aún, como un rasgo de picardía y viveza que saca pasaje de primera en el tren de las malas artes. La decisión de dos ex funcionarios ultra kirchneristas (que otrora le juraran fidelidad al matrimonio patagónico) de abandonar el barco K no sin antes ofrendarles graves vituperaciones, al parecer había sido “sin querer queriendo”. La corriente sanguínea que trasladaba sus principios, abruptamente modificó su RH ideológico sin pudor alguno. Las pruebas de su desvergüenza no están guardadas en historia clínica alguna, sino en las hemerotecas trituradoras y la memoria colectiva. Alberto Fernández y Sergio Massa acaban de dar una muestra de descaro en sociedad con una ex mandataria sin escrúpulos. 

Read More →