Opinión

¿Por qué habló Trump de migrantes de “países de mierda”?

Los límites de mi lengua son los límites de mi mundo

La célebre la proposición 5.6 del Tractatus Logico-Philosophicus, del filósofo vienés Ludwing Wittgenstein afirma que “Los límites de mi lenguaje significan los límites de mi mundo” (“Die Grenzen meiner Sprache bedeuten die Grenzen meiner Welt”).

El pasado jueves, el presidente de Estados Unidos, Donald J. Trump de nuevo causó furor en todo los medios del planeta al salir a la luz pública que, durante una discusión sobre una propuesta legislativa para que los “Dreamers” puedan quedarse en ese país tras la revocación de DACA, cuando dicen que dijo que no tienen por qué querer (los estadounidenses) que lleguen migrantes de “países de mierda” como Haití o naciones africanas y, en cambio, debería buscarse que llegaran más inmigrantes noruegos.

Ya se ve que los límites del lenguaje trumpiano son análogos a su concepción del mundo.

La propuesta legislativa de los Demócratas (y de alguno que otro Republicano) buscaba que el programa de lotería de 50,000 visas que anualmente otorga (por sorteo) Estados Unidos, se reorientara para ayudar a quienes perdieron recientemente el Estatus de Protección Temporal, o TPS (por su sigla en inglés).

Primero fueron los nicaragüenses, después los haitianos (quienes son los más vulnerables de todos los que estaban protegidos por el TPS) y esta semana los más numerosos, los salvadoreños (casi 200,000 refugiados), quienes quedaron fuera de esta acción y tendrán que volver a sus países con todo y familia.

Esta propuesta afectó profundamente la tensión emocional del presidente de la otrora nación “más poderosa del planeta” y reaccionó con comentarios que, para los editores de la revista jesuita de Estados Unidos, “América”, fueron “comentarios descaradamente racistas”, confirmados ayer viernes por el senador Demócrata Richard Durbin de Illinois.

Al referirse a la política de inmigración con los líderes del Congreso el jueves 11 de enero, el presidente Trump se refirió a los países africanos como “países shithole” (literalmente, “agujeros de mierda”) y preguntó: “¿Por qué necesitamos más haitianos?” En respuesta a una propuesta para proteger a los refugiados de esa nación. (En una ocasión anterior, Trump habría dicho de inmigrantes de Haití: “Todos tienen SIDA”).

Prefiere a los inmigrantes noruegos (que no los hay, por supuesto), porque en los límites del mundo del presidente de Estados Unidos, la palabra “blanco” va unida a la palabra “rico”. Y a la frase “buenas personas” (y no “bad hombres”, como calificó a cualquier mexicano en los debates con Hillary Clinton).

Las reacciones fueron inmediatas: en Noruega repudiaron lo dicho; el embajador haitiano en Washington, Paul Altidor, sugirió que Trump está “o mal informado o ha sido erróneamente instruido”, y el portavoz del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU lo expresó así: “Lo siento, no hay otra palabra que pueda usar más que [fue] racista”.

Los editores de “América” fueron contundentes: “Los últimos comentarios crueles y mezquinos del presidente son despreciables, al igual que cualquier intento de hilvanarlos como franqueza o charla directa”.

No ha habido un desmentido de la Casa Blanca sobre los comentarios de Trump, pero él mismo acudió a su arma predilecta, el tuiter, y en la mañana del viernes se justificó diciendo: “El lenguaje que usé en la reunión de DACA fue duro, pero esas no fueron las palabras utilizadas”.

Más adelante, tuiteó: “Nunca dije nada denigrante acerca de los haitianos o de lo que es Haití, obviamente un país muy pobre y muy atribulado. Nunca dije ‘sáquenlos de aquí’, eso fue inventado por los Demócratas. Tengo una maravillosa relación con los haitianos. Probablemente debería grabar próximas reuniones. Desafortunadamente no hay confianza”.

Por lo demás, el descrédito que estas palabras han acarreado al presidente de Estados Unidos, ya le han hecho mella hasta a él mismo. Tras el escándalo, anunció que cancelaba su viaje a Londres para inaugurar la nueva embajada estadounidense en Inglaterra.

Las protestas por su presencia, iban a estar muy fuertes…

Fuente: aleteia.org

Read More →

Nahir Galarza y la banalización de un crimen

El hecho central y por el cual hay una causa abierta y una investigación penal en proceso es que Fernando Pastorizzo, de 20 años, apareció muerto en una calle de Gualeguaychú y que quien fuera su novia, Nahir Galarza, reconoció la autoría. Sin embargo, a medida que pasaban los días luego de aquel último viernes del 2017 y, fundamentalmente, a partir de la aparición en escena de un manager en representación de la imputada, en los medios de comunicación  empezaron a aparecer títulos como “¿Ángel o demonio? difunden diez fotos inéditas de Nahir Galarza”, “Investigan si Nahir Galarza borró fotos en Instagram” y “El curioso estado de WhatsApp del papá de Nahir Galarza”, y el crimen en sí quedó relegado.
Lo aberrante se convirtió en un show. ¿Cómo sucedió?

Read More →

Reforma Previsional: 5 puntos clave para entender el proyecto

Hay 5 aspectos clave que deben ser tenidos en cuenta para el análisis del Proyecto de Reforma Previsional que se tratará hoy en la Cámara de Diputados para su aprobación.

1 -La fórmula que rige para la actualización de las llamadas prestaciones sociales (jubilaciones, pensiones y asignaciones universales), que se aplica en marzo y septiembre de cada año, considera el 50% de la variación de la recaudación tributaria de Anses por beneficio y el 50% del cambio de los salarios (Ripte o Indec, el mayor). Es un mix de los aumentos de los recursos tributarios y los salarios en blanco.  El aumento según los cálculos de consultoras privadas llegaría a un 15 % con el índice actual.

2 -La nueva fórmula que se fija en el proyecto se aplicaría en marzo, junio, septiembre y diciembre de cada año. La misma se calcula con una combinación del 70% de la inflación y el 30% del Ripte que es el aumento salarial de los trabajadores del sector formal. Busca que los aumentos se relacionen con la inflación en lugar de la recaudación. El aumento con esta actualización para las prestaciones es del 5,7 %.

3 – En junio del 2018 las prestaciones aumentarán nuevamente pero ese incremento se realizaría considerando la variación salarial de octubre a noviembre de 2017 y no de enero a marzo 2018, que es lo que correspondería según la fórmula actual. Por lo tanto, las actualizaciones tendrán siempre un trimestre de atraso con respecto al método vigente y no habrá un factor de empalme. Esto es una señal de alerta para el Gobierno porque dejaría la puerta abierta a futuros juicios contra Anses.

4 -El cambio en la formula de ajuste no resuelve el principal problema que tiene el actual sistema de jubilación de reparto que es garantizar el 82 % móvil a todos los jubilados que cobran la mínima ya que la Anses no cuenta con los fondos para hacer frente a ese gasto.

5 -El esquema actual contempla otorgar en marzo una 5.000 millones de pesos a unas 9 millones de personas con un bono que colocará el Estado  en compensación por el desfase entre el 5,7  % de aumento que se otorgaría con el índice nuevo y el 15 % que debería ajustarse con la fórmula actual .

Si bien el Senado de la Nación modificó la propuesta original de la fórmula de actualización, el nuevo ajuste no evitará fallas técnicas y podría generar además juicios de los jubilados al Estado nacional en el futuro. “El punto con mayor controversia es, sin duda, el referido a la movilidad jubilatoria y quien conoce el sistema previsional argentino sabe que la llamada reforma previsional no es más que un conjunto de modificaciones al actual sistema”, manifestó a Infobae el Defensor de la Tercera Edad Eugenio Semino.

Con respecto al bono Semino dice: “Así y todo el bono es una conquista del reclamo popular. Si no fuera así, ni siquiera se hubiera dado. Esto es importante para darle fuerza a todo el mundo para seguir luchando y reclamando, sabiendo siempre que por lo que luchamos es por derechos, no por la concesión graciosa del príncipe”. En ese sentido cuestionó la “nada casual discriminación que se hace entre el que hizo aportes y el que no, el que tiene tal o cual condición, porque es una forma de ir fracturando las posibilidades de reclamo y la conciencia de la necesidad de lo que sí tenemos que hacer, que es una reforma estructural de la seguridad social”.

Las proyecciones del instituto de economía Ieral muestran que con el sistema actual en 2018 el aumento sería del 25,3%, mientras que con el esquema nuevo la suba sería del 21,2%. En ambos casos se estima que se superaría la inflación, pero en diferentes proporciones: sin cambios, el aumento real sería del 5,4%; con la reforma, del 1,9%.  En tanto el economista de la consultora ABCEB Dante Sica manifestó  a Infobae que  “la fórmula que se utiliza en el presente para actualizar las jubilaciones es extremadamente procíclica, lo que llevó a caída en términos reales de los haberes en años recesivos, como 2014 y 2016 y fuertes subas de las jubilaciones en los años de crecimiento económico; y el sistema previsional necesita lograr, en el mediano y largo plazo, mayor previsibilidad”.

“La aprobación de esta reforma no resuelve el problema futuro de Argentina con respecto a un sistema previsional de reparto desfinanciado que solo tiene un stock de unos USS 60.000 millones acumulados en el Fondo de Garantía y Sustentabilidad (FGS)  de la Anses pero un 80% del mismo son títulos públicos del Estado y Lebacs emitidas por el Banco Central de la República Argentina”, manifestó  Semino.

Fuente: Infobae

Read More →

Snap: el relámpago de la fugacidad

El vértigo del tiempo nos arrastra. La sociedad de consumo nos obliga a desatender el bien más preciado que tenemos: los hijos. Firmamos los comunicados escolares a veces sin leerlos. Desde que los celulares entraron a nuestros hogares las conversaciones giran sobre el cargador que se perdió, el vidrio templado que se rasgó o la funda que hay que cambiar porque ya está muy vista.

Read More →

OPINIÓN. La política de Cambiemos asume la necesidad de ajustar

Las legislativas ratificaron el rumbo que mucho argentinos quieren: república, democracia, horizontalidad, publicidad, idoneidad y honestidad en la función pública, industria lícita, mercado, trabajo y asistencia social. Subió la vara de las exigencias políticas. Y el pueblo le confió esa conducción a una alianza de partidos, con predominio PRO en el Ejecutivo y Legislativo.  

Read More →