Comienza el juicio al sacerdote Marcelino Moya

El cura Marcelino Moya será sometido a juicio oral desde este jueves en la sala penal de Concepción del Uruguay, bajo los cargos de “Promoción de la Corrupción agravada”, causa que se iniciara en junio de 2015, cuando se le atribuyeron dos hechos mientras era sacerdote en Villaguay. El inicio del juicio estaba previsto para este miércoles, pero la sorpresiva renuncia del defensor del sacerdote, José Ostolaza, postergó el trámite.

 

La causa fue caratulada “Marcelino Moya s/Promoción de la Corrupción agravada” y se inició a partir de una investigación periodística. Fue en los Tribunales de Paraná, ante el fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, donde las víctimas rompieron el silencio acerca de los hechos ocurridos hace más de 25 años en la parroquia Santa Rosa de Lima de Villaguay.

Dos jóvenes que por aquellos años colaboraban en la iglesia mientras cursaban sus estudios secundarios, denunciaron a Marcelino Moya como el responsable de haberlos abusado cuando eran menores de edad, después de haberlos convencido de que podían compartir actividades en su habitación.

Una de las víctimas tenía 12 años cuando fue ultrajado, la otra entre 14 y 16 años; hoy son profesionales que todavía padecen las consecuencias de aquellos actos de perversidad.

Por el tipo de delito que se le atribuye al cura payador (hechos de corrupción reiterada y abuso simple) la acusación podría reclamar una pena superior a los 15 años, destacándose que (desde el inicio de la causa) el cura fue suspendido en el ejercicio del sacerdocio y se le inició un proceso eclesiástico a pedido del arzobispo Juan Alberto Puiggari.

En su oportunidad, la fiscal Nadia Benedetti dijo que “la evidencia más importante son los testimonios de las dos víctimas, también tenemos el testimonio de personas con los que se pudo rearmar la historia y fundamentalmente el testimonio que brindaron las psicólogas-psiquiatras del cuerpo médico forense de Paraná, quienes evaluaron a las dos víctimas. Y además las dos psicólogas que atendieron a uno de los denunciantes en Rosario. Allí es donde pudo contar por primera vez lo que le había sucedido”.

Desde el inicio de la IPP, Marcelino Moya prácticamente se “borró” en María Grande del Departamento Paraná. El cura había estado internado durante los primeros días de enero de 2017 en el hospital San Martín de Paraná, por un problema de salud, y por el mismo cuadro debió ser derivado a otra provincia para continuar con su tratamiento.

Esta circunstancia demoró la pericia psicológica solicitada por la querella e incluso se temió que pudiera entorpecer el avance de la investigación. Finalmente, el sacerdote comunicó a través de su abogado que se negaba a realizar esta medida.

Fue fundamental el informe pericial psicológico efectuado a las dos víctimas, para acreditar los abusos sufridos por los denunciantes entre 1992 y 1996, señalando la fiscal en su momento a Diario UNO que “No tienen motivaciones secundarias para mentir, sus relatos resultan veraces. La Fiscalía considera que dos profesionales, con la edad que tienen, no presentan ningún motivo para inventar lo que han denunciado”.

 

Renuncia del defensor particular

Este martes, se supo que el juicio se vio postergado. Si bien estaba programado para dar comienzo este miércoles 20, la sorpresiva renuncia del defensor particular, doctor José esteban Ostolaza, obligó a la postergación.

Desde la Oficina de Prensa del Poder Judicial confirmaron que el juicio comenzará el jueves 21 a las 9, teniéndose previsto que en la primera jornada declaren seis testigos que fueron propuestos por la Fiscalía y la Querella.

Las audiencias, serán orales pero no públicas, ante el Tribunal integrado por los doctores María Evangelina Bruzzo, Fabián López Moras y Melisa Ríos, destacándose que, ahora, la defensa del sacerdote será llevada adelante por los abogados Rubén Darío Germaniá y Néstor Poblete.

En tanto, en representación de las víctimas actúan como querellantes los abogados villaguayenses Juan Cosso y Florencio Montiel (Fuente 03442.com.ar)

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner