Ni Trump ni Al-Assad

Por Felipe Galli

Condeno los bombardeos a Siria, pero le pido a mucha gente que no sea tan extrema y deje de apoyar a Bashar al-Assad sólo porque es anti-norteamericano. Ser contrario a EE.UU no te vuelve demócrata, ni decente. Al-Assad es con diferencia uno de los dictadores más brutales y despiadados del mundo, con una horrorosa policía secreta (el Mukharabat) y un aparato represivo y genocida. Pertenece a una secta del Islam que tolera otras religiones, sí, pero dirige un gobierno de apartheid donde la mayoría de sus ministros son amigos y familiares suyos alauíes mientras que la población, de mayoría suní, se moría por la sequía.
Un estado democrático, estable y de derecho NUNCA entra en Guerra Civil. Jamás habría habido un conflicto armado si Assad hubiera sido elegido, realmente, por la gran mayoría de su pueblo.
Pueden denostar a EE.UU, yo estoy de acuerdo, pero dejen de endiosar y defender criminales de guerra. Le dan a Trump y su gobierno armas mediáticas para hacer lo que quiera.

About the author  ⁄ Infoner