Consejos para lograr una hidratación saludable

Hidratarse en verano es necesario para estar saludable. Es una época para ir adoptando conductas y continuarlas durante el año.

Por Rocío Hernández – Lic. en Nutrición (MP: 21992)

La sensación de sed es un indicador tardío que cuando se hace presente ya se ha perdido alrededor de un 2% del peso corporal.
El agua se pierde a través de la orina, heces, pulmones y sudoración. La sudoración se incrementa principalmente con las altas temperaturas, humedad del ambiente, vestimenta, horario y época del año en el que se realiza actividad física y la duración e intensidad de la misma.
El agua es un nutriente esencial para la vida, constituye aproximadamente el 70% del peso corporal. Forma parte de la sangre, la linfa, y de todos los líquidos y fluidos del cuerpo. Sin agua no podríamos vivir, apenas se toleran un par de días sin su ingesta. Es el combustible para seguir adelante. Si no lo hacemos, se nos seca la boca, sentimos dolores de cabeza, mareos, fatiga y calambres musculares. Y aunque parezca una cuestión obvia, no siempre nos hidratamos correctamente.

 

Cálculo de líquidos a tomar

Es recomendable ingerir 2,5 litros de agua por día aunque parte de ese líquido se “bebe” a través de alimentos. Una manera de calcular la ingesta necesaria de agua diaria es por medio de la relación con el peso corporal: se calcula que un adulto debe incorporar 35 ml. de agua por kilo, cada día. Entonces una persona de 70 kg deberá multiplicar 70 por 35 para saber que debe ingerir un mínimo de 2.450 ml. diarios.

Deshidratación

Un cuadro de deshidratación puede traer muchas complicaciones. La primera es que no vamos a orinar y al reducir la orina, surgen problemas que se van agravando con las horas. Con los niños y los adultos mayores hay que tener más precauciones ya que son especialmente sensibles e incluso pueden necesitar una internación para hidratarlos por vía endovenosa. Tomar agua de más, en cambio, no trae ningún perjuicio, ya que el exceso se elimina rápidamente por vía renal.
Una hidratación adecuada contribuye a un buen funcionamiento renal e intestinal, brinda saciedad permitiendo comer menos y a mantener saludable la piel.

Consejos

1) Si le cuesta tomar líquido, llevar una botella de medio litro en la cartera, bolso o mochila. Tenerla siempre a mano para no olvidarse de beber y cuando se vacía, volver a llenarla inmediatamente.

2) Lo ideal es tomar agua. La bebida más natural, no tiene edulcorantes ni colorantes y además cumple múltiples funciones. Evitar las bebidas saborizadas o las gaseosas, porque contienen azúcares.

3) Las infusiones, caldos, sopas, jugos naturales y gelatinas sirven para mantenerse hidratados.

4) Las bebidas con alcohol o las energizantes no hidratan.

5) Las bebidas para deportistas son recomendadas para las personas que hacen deportes por más de una hora y pierden agua por piel a través de la transpiración. Si no, no son necesarias.

6) Incorporar agua a través del consumo de frutas y verduras.

7) La hidratación es tan vital como una alimentación sana y equilibrada.

8) Las bebidas utilizadas deben estar frescas (debe tener una temperatura de 5 a 10 grados).

9) Evitar hidratarse con líquidos calientes, alcohol y café.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner