ANÁLISIS LITERARIO. “El hombre oculto”, de Sergio Delcanto

El Doppelgänger ( [ˈdɔpəlˌɡɛŋɐ] es el vocablo alemán para definir el doble fantasmagórico de una persona viva. Este tópico de larga trayectoria y que devino en textos universales como El hombre que vendió su sombra, de Adelbert von Chamisso, El Dr. Jekyll y Mr. Hyde R. L. Stevenson, La otra muerte, de Jorge Luis Borges; y Lejana, de Julio Cortázar, entre tantos otros títulos aportan material para historias donde lo sobrenatural o extraño intervengan y alteren la cotidianidad de los hechos. Inútil para el lector apelar al raciocinio. El goce de la lectura es el resultado de una previa suspensión de toda lógica.

 

Por Marta Ledri – Profesora en Letras y Escritora

 

El hombre duplicado, de Saramago bebe también de este lugar común pero le quita la extrañeza y toma como natural la posibilidad de que exista un doble y que los caminos puedan cruzarse. ¿Hay verdaderamente identidad? Lejos de esta novela quedan los pactos, las pócimas, los presentimientos, los delirios. El narrador presenta una historia realista que sobrecoge a su personaje cuando se ve en otro.

Antecedentes que ignoro si influyeron o no en la novela del escritor gualeguaychense Sergio Delcanto. Presumo que no. Que como tantos inspirados este tema se le reveló y lo desarrolló en una novela de difícil clasificación para desesperación de la crítica: El hombre oculto. Categorizar, ordenar nos da cierta paz, pero esta novela realista, documento fiel de una época triste de nuestro país, con espacios reales, con pintorescas costumbres de sus habitantes, y con otros ámbitos oscuros- no por eso ignorados – como prostíbulos, guaridas de narcotraficantes y de trata de blancas, es casi una fotografía de un lustro que comenzó con una verdadera crisis sociopolítica y económica y que fue superada a pesar de la resistencia de ciertas clases sociales. Así como la novela es inquieta en el trajinar por rutas nacionales, provinciales, senderos a campo abierto, calles de Gualeguaychú y de Gualeguay, también es veloz en el desencadenamiento de los hechos, o mejor dicho de un hecho que llevará al protagonista a inventarse una nueva identidad, a ocultar su verdadero yo y desde el más absoluto desamparo resurgir. Hombre y contexto caminan juntos.

El hombre oculto es muy visible para el lector que se compadece de sus desdichas y justifica hasta su delito. El escritor ha sabido hacer de este constructo un personaje pleno, sin grietas, abierto al análisis. Tomás Mermes es un hombre como tantos otros: mermado en sus posibilidades de crecer en el ámbito laboral, subestimado y humillado por su ambiciosa mujer, apocado ante sus jefes, menguado ante sus hijos, contraído ante sí mismo. Sus pensamientos en estilo directo y algunas veces indirectos, sus soliloquios son la herramienta literaria para descender al punto más profundo de su yo y no dejarlo al borde del camino. El arroyo Clé es un cruce de umbral, un bautismo de donde surgirá, no sin desdichas, temores y grandes batallas con los dueños de la noche, un hombre nuevo. Por tales razones es también una novela psicológica y por qué no, esperanzadora. El hombre y sus circunstancias conforman un microcosmos. El autor documentado y con una prodigiosa memoria sobre los acontecimientos acaecidos durante el lustro que abarca desde el 2001 al 2005 en nuestro país reactualiza el sentir general de un país donde la gobernabilidad tambaleaba y demuestra como las malas políticas que desamparan al pobre y hunden a la clase media agravada por tributos e inflación pueden sumir a un hombre en la desesperación y fatalmente arrojarlo a delinquir para salvar a su familia.

Una novela cruda y triste que cada tanto se abre en descripciones brillantes, con metáforas limpias y justas. El narrador es también poeta. Estos espacios donde la palabra toma protagonismo son los momentos de esparcimiento para recuperar energías y seguir el atroz derrotero de Tomás Mermes al que el lector aprecia y con el cual decide complicarse. Tomás Mermes está oculto para todos, menos para el lector.

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner