Directora de una escuela de Basavilbaso fue amenazada por su lucha contra las fumigaciones

La directora de la escuela N° 96 “Vecinos Unidos” de Basavilbaso, Mariela Leiva, recibió amenazas telefónicas el pasado fin de semana por parte de desconocidos que le advirtieron “quedate en tu casa, dejate de joder porque la vas a pasar mal”.

El hecho estaría relacionado con su tarea como responsable del programa de formación y Campaña “Paren de fumigar las escuelas” y con la denuncia que realizó por la aplicación de agroquímicos en un campo lindante a la escuela N°44 “República Argentina” de la misma localidad.

La docente contó que en una aplicación de químicos ocurrida en diciembre de 2014 junto a los niños sufrieron “resequedad en la boca, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, mareos, retorcijones de panza, secreción en las mucosas, llagas en la boca e irritación en los ojos”. “Eso nos produjo de inmediato, a los cinco minutos de la aplicación, pero sabemos que a largo tiempo puede producir otras enfermedades”, alertó.

La denuncia derivó en una causa que tramita en el Juzgado de Concepción del Uruguay y en la cual están imputados el productor, el dueño de la empresa de aviación y el piloto.

 

(Mariela Leiva sosteniendo un cartel de prohibido fumigar, destruido por un grupo de vándalos)

.

En el marco de ese trámite judicial, este jueves “habrá una audiencia a las 9 horas, porque la fiscal considera que tiene las pruebas necesarias para pedir la elevación a juicio”.En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Leiva señaló que “las amenazas se concretaron el sábado entre las 19 y las 20 horas” con un llamado telefónico en su domicilio de desconocidos que le dijeron “quedate en tu casa, dejate de joder porque la vas a pasar mal”. Aclaró que “fue la primera vez” que sucede este tipo de situaciones.

A modo de contexto de la amenaza, la docente contó que como parte de la Campaña “Paren de fumigar las escuelas” estaba “por asistir al lanzamiento de un material bibliográfico de la autora Fernanda Flandes, en la Feria Internacional del Libro, el domingo a las 16 horas donde se iba a presentar el libro “La Argentina fumigada” y en el cual somos parte contando la lucha desde la campaña”.

Además, mencionó que este jueves “se hará una audiencia pública donde la fiscal interviniente en la investigación por la denuncia por la aplicación de agroquímicos en la escuela N° 44 República Argentina pedirá que sea elevada a juicio” y relacionó la amenaza “con estas actividades de la semana”.

Leiva se desempeñó como directora de la escuela N° 44 desde 2008 hasta febrero de este año y contó que “en diciembre de 2014 se hizo una pulverización aérea en horario escolar lo que desencadenó la denuncia ante la Fiscalía y la causa que hoy todavía está en etapa investigativa”.

“En todo el tiempo en que me desempeñé en escuelas rurales han sido frecuentes las pulverizaciones terrestres, por medio de los llamados mosquitos. Esa pulverización del 2014 la pude documentar para brindar el testimonio y la prueba para aportar a la denuncia”, refirió.

Sobre las consecuencias de dicha fumigación, señaló que “de inmediato, a los cinco o 10 minutos” de la aplicación del producto la docente y los niños “comenzaron con resequedad en la boca, náuseas, vómitos, dolores de cabeza, mareos, retorcijones de panza, secreción en las mucosas, llagas en la boca e irritación en los ojos”. “Eso nos produjo de inmediato pero sabemos que a largo tiempo puede producir otras enfermades, que aunque lo nieguen existen estudios que lo indican”, agregó.

Leiva sostuvo que “hay una causa en Concepción del Uruguay en la que en un primer momento el fiscal fue Pablo Bur y ahora es Melisa Ríos” y por la cual “están imputados el productor, el dueño de la empresa de aviación y el piloto”. En el marco de esa causa “mañana habrá una audiencia a las 9 horas, porque la fiscal considera que tiene las pruebas necesarias para pedir la elevación a juicio”.

Por otra parte, afirmó que “las autoridades provinciales no tomaron ninguna medida tras las denuncias” de estos episodios y puntualizó: “La causa comenzó con la denuncia el 4 de diciembre de 2014, al 26 de octubre de 2015 vuelvo a hacer la denuncia por el mismo productor en el mismo lote y pido la suspensión de las actividades porque estaba realizando la aplicación de agroquímicos. Al 2 de diciembre de ese mismo año, realizó otra aplicación y en esa oportunidad se acercó el intendente de Santa Anita a la escuela, porque estábamos sin teléfono por una tormenta, quien llamó a la policía y ahí pararon la aplicación”.

“El último día que concurrí a la escuela N° 44 fue en febrero para hacer la entrega del establecimiento a la nueva directora, y había soja hasta por encima del alambrado a cinco metros de la escuela, con lo cual las aplicaciones se siguen realizando”, contó.

Destacó además que “la mayoría de las escuelas rurales de Basavilbaso son de personal único: es el director y nadie más” pero “tengo total apoyo del resto de los directores de otras escuelas y estamos trabajando en monitoreos ambientales, de salud y controles de salud con el Sindicato”.

Asimismo, refirió que “la Departamental de Escuelas en el 2014 nunca se hizo presente” pero rescató que “ahora la directora Departamental, Ana María Díaz, se ha mostrado muy interesada en el caso y mañana me va a acompañar a la audiencia, así que tengo el apoyo de la actual directora Departamental de Escuelas”.

Si bien no recordó el número específico de la escuelas que se encuentran en la misma situación de fumigación, mencionó que “se hizo una capacitación en todos los Departamentos de la provincia, quedó solamente Islas donde no se hizo porque estaba inundado, y se hizo un mapeo de todas las escuelas rurales de la provincia que están afectadas por este modelo de producción”.

Dijo asimismo que “los papás de los niños que se vieron afectados y demás docentes y vecinos que participan de la Campaña no han recibidos amenazas”. “Se solidarizaron conmigo y me brindaron todo el apoyo en todo lo que se necesite para la causa”, contó.

 

Análisis

Comentarios