Droga en Gualeguaychú, la preocupación de Zordán

“He hablado con varias madres, preocupadas por sus hijos adictos a las drogas. Es uno de los problemas más fuertes que han aparecido ante mi vista desde que asumí la diócesis hace dos meses”. La afirmación partió del obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Zordán, quien convocó a los periodistas locales para dialogar luego de transcurrido su primer tiempo al frente del Obispado local (fue ordenado el 28 de mayo pasado).

Por Verónica Toller

La droga “mutila, y la persona queda distinta después de esa experiencia. Su familia también” afirmó. Ante esta problemática, la Iglesia no se ha quedado de brazos cruzados, destacó. El Hogar de Cristo atiende a jóvenes adictos en recuperación, y brinda ayuda con profesionales capacitados para ellos, a la vez que trabajan voluntarios que muestran a los adictos el rostro de Cristo que los ama y de la comunidad que les extiende los brazos.

Entre los temas que se abordaron, tuvo lugar destacado la denuncia periodística contra el abogado Gustavo Rivas por numerosos abusos durante largo tiempo. El obispo de Gualeguaychú instó a los periodistas a mirar todos estos hechos (abusos, droga, pobreza y otros) como “interpelaciones” a la conciencia y el trabajo de cada uno, a fin de que puedan profundizar y arrojar luz, que reclamen una Justicia que no se demore y trabaje sin amiguismos. Zordán ha insistido en varias oportunidades que quien tenga datos, sea testigo o pueda aportar elementos a la causa, debe hacerlo, sobre todo pensando en las víctimas, que necesitan y merecen justicia. Sobre su papel y el de la Iglesia, el Obispo diocesano ha subrayado que “lo primero es acompañar a las víctimas”.

El rico diálogo e intercambio que se produjo entre los mismos periodistas alegró al obispo, quien destacó que “hacen falta espacios de reflexión”, y se mostró dispuesto a servir de contacto y ofrecer su casa para que esto se siga dando.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner