El 4 de febrero habrá una reunión por el conflicto de Higiene Urbana en Gualeguaychú

Ayer a la mañana en la Delegación de Trabajo de Gualeguaychú, se abrió la primer instancia de diálogo entre el Sindicato de Empleados Municipales y el Ejecutivo, con el fin de avanzar “en procurar”, resolver el conflicto laboral que se desató por 12 cooperativistas que reclaman ser parte del personal de planta de Higiene Urbana.

El encuentro apenas duró unos 15 minutos y la mediación en representación de la Delegación de Trabajo en Gualeguaychú, estuvo a cargo de la doctora Alejandra Marchese, quien volvió a fijar un nuevo encuentro el 4 de febrero ya casi al finalizar la conciliación obligatoria dictada por 15 días hábiles, el pasado 18 de enero.

Para el Municipio no será fácil poder resolver este conflicto. Los 12 cooperativistas que trabajan en Higiene Urbana, pueden probar su relación de dependencia con el Municipio. Cumplen un horario todos los días, hacen siempre la misma tarea de coleros, y reciben órdenes de un capataz o el conductor del camión compactador que es personal de planta permanente.

Perciben una paga mensual de 9 mil pesos de la Cooperativa La Colmena, quien es la empresa de la economía social que realizó un contrato con el Municipio para prestar el servicio de recolección de residuos.

Con todos estos antecedentes, el Sindicato va por la figura legal de “fraude laboral”. De acuerdo a la ley de Contrato de Trabajo, fraude significa engaño, y en este caso el engaño se produce en el ámbito laboral tratando de “disfrazar” un contrato de trabajo con un ropaje que excluye al empleador de las cargas que puede ocasionarle el régimen de la Ley.

El temor para el Municipio es que de acceder a contratar estos 12 cooperativistas y pasar a ser personal de planta, genere jurisprudencia para que los 600 cooperativistas que hoy prestan servicios a la Municipalidad a través de 30 empresas de la economía social, exijan ser parte del personal de planta.

Recordemos que la medida de fuerza de los municipales y cooperativistas, comenzó el jueves 17 de enero a las 6 de la mañana. Los cooperativistas, que sostienen el 80 por ciento de la recolección domiciliaria de residuos diarios, piden mejores condiciones laborales. Por otro lado los trabajadores de planta solicitan baños para el personal y mejorar la seguridad en el ingreso y egreso de los camiones a la playa de estacionamiento.

Fuente: El Argentino.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner