Un cartel a ninguna parte

«Escuela del Baño», eso dice en al menos tres carteles de Vialidad en la Autovía nacional 14, entre Concepción del Uruguay y Gualeguaychú, en Entre Ríos. ¿De qué se trata?, ¿qué es Escuela del Baño?.

Por Sabina Melchiori

El vecino del lugar sonrió antes de que le formuláramos la pregunta, se la veía venir. Al igual que nosotros, muchos otros viajeros con tiempo suficiente para saciar la curiosidad, han frenado para averiguarlo. «Los fines de semana largo para mucha gente, entre cuatro o cinco autos», dijo sin disimular la gracia que aquello le provoca.

Hace muchos años, el camino que indica la flecha blanca sobre el fondo verde del cartel, llevaba a una pequeña escuela de techo de paja a la que concurrían los hijos de peones y campesinos de lugar. Entre ellos, el papá del vecino que suele atajar a los curiosos. Enfrente, al otro lado del camino, un estanciero había construido una pileta para «bañar» al ganado antes de llevarlo a los remates. La escuela -construida en 1928- no se llamaba «del baño» sino «Antonio Ruíz», pero la costumbre popular de identificarla por su cercanía con el baño de las vacas, fue más fuerte.

En 1991, a fines de la primera gobernación de Jorge Pedro Busti, la escuela fue trasladada a dos kilómetros del baño, o de lo que por aquel entonces podría haber quedado del baño. Hoy, en ese edificio también funciona el colegio secundario Tomás de Rocamora. Su directora, Nora Pascal, contó al programa «Arriba Entre Ríos», de Canal 9 Litoral, que el acceso a la vieja escuela se dificultaba en los días de lluvia y que por eso los vecinos hicieron todas las gestiones necesarias para trasladarla.

En aquella lomada donde estuvo la escuela, ya no queda nada, solo los eucaliptos. Y enfrente, el pastizal tapó los pocos vestigios que quedaban del baño.

Sin baño y sin escuela, solo queda el cartel.

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner