El Frente Entrerriano Federal manifestó en el Senado su apoyo al proyecto que propone un nuevo Código Electoral para Entre Ríos

En el marco de la jornada desarrollada en el recinto de la Cámara de Senadores, en la que los partidos políticos de alcance provincial pudieron expresar sus puntos de vista sobre el proyecto que propone un nuevo Código Electoral para Entre Ríos, el apoderado legal del Frente Entrerriano Federal (FEF), Nicolás Parera Deniz, celebró la iniciativa argumentando “que no es un parche a ninguna ley; lo que aquí tenemos son nuevas reglas de juego que vienen a establecer un sistema electoral acorde a los tiempos que vivimos”.

“El proyecto que hoy se discute viene a sanear una gran deuda que tiene la provincia. En sí, viene proponer un sistema que integra de manera adecuada y proporcional a las minorías, que garantiza una justa y sana competencia interna, donde todos los candidatos se encuentren en iguales condiciones frente a los electores a la hora del sufragio”, expresó.

“Otro punto a destacar es el tiempo con que el Poder Ejecutivo remitió el proyecto. Lo hizo a un año y medio de las elecciones. Esto no es una cuestión que fue mandada entre gallos y medianoche para que se apruebe de manera exprés. Aquí hay signos de responsabilidad política e institucional de hacer las cosas de manera ordenada sin querer pasar por encima a nadie”.

En su exposición, Parera Deniz destacó que en el proyecto “se encuentran regladas cuestiones sustanciales establecidas en la Reforma de la Constitución del 2008, como es la integración de las minorías”.

Con respecto a la boleta sábana, explicó que “se trata de un mecanismo totalmente agotado que se está dejando de usar en todo el mundo; de ahí la necesidad de cambiarlo”. Entre las ventajas de la boleta única papel, enumeró: “se promueve la eficiencia económica, en razón de que no hay derroche en la impresión de boletas; garantiza la igualdad para los candidatos y partidos, ya que todos se encuentran presentes en la misma boleta; dificulta las prácticas maliciosas; simplifica la acción de sufragio al elector”.

“La boleta única no atenta necesariamente contra el historio control de las fuerzas partidarias sobre la elección de candidatos, como así tampoco es una expresión de la fragmentación de los partidos. Las respuestas a estas cuestiones deben buscarse en otro lado, como ser la lejanía que sienten los militantes con respectos a sus partidos, que se debe a un marcado aburguesamiento de sus dirigentes, señalando que los mismos no son representativos de las demandas y necesidades de la ciudadanía y que los líderes defienden sus intereses particulares más que el de los partidos o el electorado que los ha elegido”.

Asimismo añadió: “Con la boleta única se logra una mayor transparencia, un más amplio debate y una mayor circulación de la información entres los militantes e incluso se limita en gran medida la designación a ‘dedo’ de las candidaturas”.

También se refirió al tema de los outsiders de la política: “no podemos atribuirle a la boleta única esta cuestión. Nosotros tenemos claros ejemplo en contrario que con boleta sábana los outsiders pueden instalarse, como ser en el 2009 en la provincia de Buenos Aires ganó las elecciones legislativas un outsider por sobre la figura de un ex presidente. Es una realidad que excede al mecanismo de votación”.

Por último, Parera Deniz trazó una comparación entre los resultados electorales de Entre Ríos con Córdoba y Santa Fe con la intención de demostrar que la boleta única no significa un “sálvese quien pueda”, como se critica desde algunos sectores que se oponen al proyecto. En ese sentido, cotejó porcentajes recientes de votos de distinta categoría de cargos para ratificar que la dispersión de votos dentro de un mismo partido no es mucho mayor en las provincias vecinas donde se vota con boleta única.

About the author  ⁄ Infoner