El gobierno advierte que hay “muchos” monotributistas que no deberían estar en ese régimen y habrá un ajuste

El gobierno reconoció oficialmente este miércoles que los adherentes al régimen del monotributo, están en la mira de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP); y que se profundizará la fiscalización en el régimen para determinar quién puede continuar anotado y quién será excluido.

El subsecretario de Ingresos Públicos, Andrés Edelstein, advirtió que “muchos” contribuyentes que están registrados como monotributistas “no deberían estar en esa condición porque registran inconsistencias con el régimen. “Hay una cantidad importante, de 3,2 millones de monotributistas, de los cuales es probable que un gran grupo esté en este régimen por cuestiones atendibles, pero muchos otros no debieran estar en esa condición”, dijo Edelstein.Al hablar en el 19° Simposio de Legislación Tributaria organizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires, Edelstein habló de los casos que consideran que no deberían estar en el régimen de monotributo. La idea oficial es que se los recategorice y que comiencen a operar como autónomos.

Según lo que dispuso el organismo que maneja Alberto Abad, y tal como adelantó ayer este diario, están en la mira unos 300.000 de los adherentes al monotributo, los que fueron, por ahora, suspendidos, hasta que los mismos contribuyentes concurran a las agencias donde están anotados para aclarar la situación. Tendrán tiempo hasta el 26 de este mes para apelar la sanción y, eventualmente, volver a estar dentro del Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS). Las sanciones aparecen cuando la suma de los ingresos brutos obtenidos de las actividades incluidas en el último año exceda el límite máximo establecido; los parámetros físicos o el monto de los alquileres devengados superen los máximos establecidos; o no se alcance la cantidad mínima de trabajadores en relación de dependencia requerida.

De acuerdo con el listado publicado por la AFIP, los que ya están excluidos sumar unos 1.100 contribuyentes, expulsados por no cumplir con la suma de los ingresos brutos obtenidos de las actividades incluidas en el último año exceda el límite máximo establecido, según consignó Ámbito.

Ayer la AFIP confirmó oficialmente, a través del Boletín Oficial, que en enero se incrementarán tanto los montos del impuesto integrado y de los aportes a la jubilación y a la obra social, como también los topes de facturación y de alquileres devengados para estar en cada una de las categorías. Según dispone la ley 27.346, los números del sistema se irán ajustando anualmente según el incremento otorgado a los jubilados y pensionados de la ANSES en los meses de marzo y septiembre.

Análisis

Comentarios