El Hospital Centenario concreta una jornada de conscientización sobre la salud buco-dental de los niños

Este martes 3 de octubre, bajo el paraguas del Día del Dentista u Odontólogo, personal del nosocomio colocará stand en los pasillos del Centenario y la Unidad Bicentenario para instruir a las madres y los niños con una serie de consejos prácticos para mantener una dentadura sana.
Al respecto la Enfermera Pediátrica Mónica Martínez puntualizó que «las actividades para festejar ese día se desprenden de una capacitación que hicimos con Ester Cruz y fuera seleccionada por el Ministerio de Salud. Consiste en incentivar el hábito de la higiene bucal y cómo cepillarse los dientes».
En las mesas, «explicamos cómo hacer un dedal de gasas o siliconas para que la mamá que está amamantando puedan hacer la limpieza y el lavado de encías; por ejemplo les contamos que es perjudicial que el bebé se duerma con la mamadera en la boca durante la noche y también enseñamos cómo tener un buen cepillado en pacientes pediátricos neurológicos», cuenta Mónica Martínez.
Asimismo, su colega Ester Cruz aporta que «estas capacitaciones se hacen en el sector infantil con los internados y también en los pasillos y Consultorios Externos para educar a los pacientes ambulatorios. Vamos a entregar cepillos, cremas dentales y un regalo para los chicos, mientras que les enseñamos cómo debe ser una boca sana».
Cruz agrega que «aprovechamos para aconsejar sobre alimentación saludable; que el cepillado nocturno siempre es el más importante; hablamos de la vacunación obligatoria y, a las madres embarazadas, les recordamos cuidar su propia salud bucal».

 

Aconsejar jugando
En complemento a esta actividad preventiva del Servicio de Pediatría, los integrantes de Odontología del hospital describen cinco consejos prácticos para los padres a fin de evitar problemas bucodentales en sus hijos a futuro.
– Ser un ejemplo a seguir en el cepillado cotidiano: es necesario compartir el momento del cepillado de dientes con los hijos, por lo menos, dos veces al día, especialmente en la noche, cuando la dentadura está menos protegida frente a las bacterias debido a la disminución salival.
– Limitar el consumo de dulces: no es necesario eliminarlos de la dieta, pero sí controlar y limitar su consumo. Los caramelos aumentan el riesgo de sufrir caries y son enemigos de los dientes, sobre todo para quienes usen brackets transparentes y metálicos, ya que los pueden tirar o romper.
– Diversión: el cepillado debe ser un instante de juego y alegría, incentivando a divertirnos y crear una rutina más amena para los pequeños.
– Reemplazar el cepillo dental: los padres deben encargarse de cambiarlo cada tres meses. Si se tienen brackets, los cepillos tienden a descomponerse antes, por lo que es recomendable rotanlos con más frecuencia.
– Visitar al Dentistas periódicamente: lo ideal es que el niño acuda desde sus primeros meses de edad porque así el profesional podrá realizar una primera exploración del estado de su boca y valorar si la dieta que lleva es correcta. A partir de ahí, las visitas deben adecuarse a la frecuencia que el especialista indique.
Con la idea de prevenir desde el mismo momento del nacimiento para que los chicos tengan gran cuidado de su boca se invita a participar de estas actividades gratuitas en el Hospital Centenario.-

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner