El Hospital cuenta con el primer ecógrafo infantil de la ciudad

En el Hospital Centenario Gualeguaychú ya está en funciones el ecógrafo donado por la ONG Capullos para el Servicio de Neonatología Infantil.

Durante un acto en el Club Recreo, la ONG Capullos donó en comodato esta aparatología de última generación que es única en la ciudad y estará al servicio de toda la comunidad del sur entrerriano ya que es habitual la atención a recién nacidos tanto de nuestro departamento como también aquellos derivados desde Gualeguay o Islas del Ibicuy.
En ese sentido, el jefe del sector de Neonatología, Francisco Duboscq, valoró que en el nosocomio «contamos con una terapia intensiva neonatal con todo su equipamiento. No sólo en lo que comprende a tecnología con alto costo, también quiero destacar el apoyo y acompañamiento del personal de Enfermería a las madres y los recién nacidos en la sala por el amor que le brindan a diario».

Duboscq agregó que «es impresionante haber logrado en sólo un mes tener el ecógrafo para monitorear los bebés. Está disponible para atender casos registrados en lo estatal como en lo privado. Recuerden que en nuestra Neo se atienden aproximadamente unos 380 recién nacidos por año, con una sobrevida global de un 98 por ciento. Esos son números que nos enorgullecen», resaltó el jefe del servicio.

A su turno, el médico especialista en imágenes del Hospital Centenario, Patricio Corfield [MP.10.905], puntualizó que «estos equipos son un salto de calidad, la tecnología es muy buena y trabajar con un ecógrafo neonatal es fantástico, nos enriquece académicamente porque me obliga a estudiar más, a capacitarnos para conocer casos que antes no podíamos tratar».

«Este equipo profundiza la posibilidad de mejorar los diagnósticos porque cuenta con un traductor que permite ver la cavidad abdominal de un recién nacido o un niño hasta 5 años. Podemos detectar patologías o verificar un diagnóstico con una precisión increíble», precisó.
Además, Corfield enumeró algunas características técnicas: «posee un traductor para controles cardíacos en pediatría, otro específico para abdomen que permite bebés desde 300 gramos hasta seis kilos. Ahora en Neo, este equipo da respuesta a todas las prestaciones que puede requerir un profesional. Tiene un doppler para ver la vascularización en patologías intestinales de los niños que antes estudiábamos con radiología convencional y, ahora, lo hacemos con este ecógrafo»
«Nuestra misión es tener un diagnóstico temprano para que sea oportuna la derivación a un centro de mayor complejidad, en caso de ser necesario, o seguir atendiéndose con nosotros. Estoy muy contento. Me gusta mucho mi profesión y equipos como este me permite seguir perfeccionándome y aprender para aplicar todo el conocimiento en la salud pública donde creo que es necesario apostar; ese es mi compromiso», cerró el especialista en imágenes, Patricio Corfield.

 

La entrega

Para la entrega del aparato al área de Neonatología del Hospital Centenario, la ONG Capullos realizó un encuentro en el Club Recreo donde estuvieron presentes sus integrantes, representantes de la Reserva ecológica El Potrero e integrantes de la dirección ampliada del nosocomio.

En la oportunidad, Mariana Esnaola, titular de la entidad, contó que «esta donación nos enorgullece porque se ha logrado desde el hospital tener una sala de Neo de excelencia. Ahora todos los bebés que nazcan prematuros o con algún problema de salud no necesitarán ser derivados a Buenos Aires o Paraná. Se hará en Gualeguaychú y es un logro de la comunidad».

Atravesada por la emoción sumó: «Agradecemos desde todo el equipo de la ONG la respuesta favorable de la ciudad, el cariño de los socios y un párrafo especial de agradecimiento para la Reserva El Potrero. Fue un placer la coincidencia con ustedes que duplicaron el dinero que consiguió Capullos para concretar esta donación».
Finalmente, la familia propietaria de la Reserva destacó la labor de la ONG y la posibilidad de apuntalar al principal efector público de la región.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner