El huracán María ya causó otra «devastación masiva»

El Centro Nacional de Huracanes de EEUU detalló que el ciclón sigue su curso en el Caribe con vientos de 260 kilómetros por hora. «Perdimos todo lo que el dinero puede comprar», dijo el primer ministro de la isla Dominica.

El ojo del huracán María, fortalecido a categoría de intensidad 5 tocó tierra este lunes en la isla de Dominica, en las Antillas Menores, con vientos máximos de hasta 260 kilómetros por hora y causó una «devastación masiva», informó el primer ministro.

Dominica es una isla de unos 75.000 habitantes ubicada entre los territorios franceses de Guadalupe, al norte, y Martinica, al sur.

«Duro! duro! duro!», escribió el primer ministro de Dominica, Roosevelt Skerrit, quien contó en vivo cómo fue la llegada del huracán en un desesperando mensaje en Facebook.

«Los reportes iniciales son de devastación masiva», agregó más tarde, tras el paso de la tormenta. «Perdimos todo lo que el dinero puede comprar y sustituir».

Los «vientos han barrido los techos de casi todas las personas con las que he hablado o que me han contactado. El techo de mi propia residencia oficial fue uno de los primeros en salir volando y esto aparentemente provocó una avalancha de techos en la ciudad y en el campo», dijo Skerrit.

El mandatario de Dominica agregó que no se siente realmente preocupado por los daños físicos ocasionados por el huracán, sino que su prioridad era «rescatar a los atrapados y asegurar la asistencia médica para los heridos» por este fenómeno que calificó de «alucinante» y «duro, duro, duro».

«Necesitaremos ayuda de todo tipo. Es demasiado pronto para hablar de la situación de los puertos marítimos, pero sospecho que no estarán operativos durante unos días», vaticinó.

«Por ello, quiero solicitar el apoyo de las naciones y organizaciones amigas con servicios de helicópteros, ya que personalmente estoy deseando ver y determinar qué es lo que se necesita», añade en otro momento del mensaje.

El primer ministro ordenó el desalojo de las zonas próximas al mar susceptibles de inundarse y no descartó imponer el toque de queda en la isla «en caso de ser necesario».

Tras pasar por Dominica, María azotará «el extremo noreste del Mar Caribe el martes y se acercará a Puerto Rico y las Islas Vírgenes el martes por la noche y el miércoles», dijo el CNH.

El CNH dijo en su informe de las 6 horas GMT que el ciclón seguía siendo un huracán «extremadamente peligroso», con vientos de 250 kilómetros por hora.

El NHC emitió advertencias de huracán para las islas de Dominica, San Cristóbal y Nieves, Montserrat, Martinica, Puerto Rico (particularmente en sus islas Vieques y Culebra) y las Islas Vírgenes estadounidenses y británicas.

También emitió avisos de huracán para Saba, San Eustaquio, San Martín, San Bartolomeo y Anguila.

Está previsto que María llegue a Puerto Rico y a las islas Vírgenes entre el martes por la noche y el miércoles.

El CNH pronostica un posible aumento en la intensidad de María, aunque su potencia fluctuará en las próximas horas.

La agencia indicó que la tormenta puede producir una «marejada peligrosa» con «olas grandes y destructivas» que podrían aumentar el nivel del mar entre 1,8 y 2,7 metros.

Las autoridades francesas de Guadalupe ordenaron la evacuación inmediata de las zonas de riesgo en la isla.

 

El Once.

Comentarios