El intendente de Concepción del Uruguay se reunió con el empresario Marcos Ligato

El presidente municipal José Lauritto recibió en su despacho al titular de la firma FEPASA, Marcos Ligato, con quien conversó acerca de la actualidad avícola, desde el sector de faena y frigorífico que representa. También  cambiaron impresiones sobre la relocalización de Escuela “Octavio Paoli”, que actualmente funciona en una construcción lindera del molino Santa Rosa.

En relación con la actividad industrial Ligato reseñó que “fue un año complicado. Todo lo que pasó en la Argentina nos pegó muy de lleno. La situación del campo nos complicó mucho por las dificultades que tuvimos para conseguir cereales, a causa de la gran sequía del año pasado. Se juntaron muchos factores que hicieron que sea un año difícil, pero por suerte lo pudimos sortear”.

Respecto de las expectativas para el año en curso, el empresario destacó que “arrancamos un año nuevo en buenas condiciones, con buena producción. La planta está a full, faenando todos los días en casi su mayor capacidad”.

La empresa, que incluye -además de FEPASA- a la firma Tierras del Río, ocupa en forma directa a cuatrocientos treinta empleados, sobre cuya situación explicó que “con las dificultades que tiene el país el sueldo no alcanza, porque a nadie le alcanza”, para añadir que “hacemos lo posible por estar en las mejores condiciones y siempre agradeciendo el apoyo que tenemos de todos los empleados, pensando siempre en mejorar, bajar los costos y ser lo más eficiente posible”.

Al igual que ocurrió a finales de año pasado en una reunión cinco empresarios de la ciudad, Lauritto agradeció a Ligato que “pese a las dificultades económicas, en la industria local no hubo despidos”.

 

El edificio de la escuela 

Ligato habló también sobre la inquietud que motiva la existencia del edificio de la Escuela “Octavio Paoli”, localizada junto a la planta de elaboración de alimentos para la integración. “El molino fue creciendo mucho, hay un movimiento bastante grande de camiones y la escuela quedó en el medio; por ello nos preocupa que le pase algo a algún alumno que concurre a la escuela”, subrayó.

La situación del edificio escolar comienza a solucionarse a partir de la donación del terreno realizada por una familia, con destino a su futuro emplazamiento, en las proximidades de su ubicación actual.

Según Ligato el traslado del establecimiento educativo, independientemente de mejorar las condiciones de seguridad de los alumnos y del personal, posibilitará dotarlo de mejores condiciones “con más espacio, pensando en el crecimiento de la ciudad y en la escuela que va a tener más alumnos el día de mañana.

Fuente: Municipalidad de Concepción del Uruguay.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner