El obispo de Gualeguaychú pidió que el debate sobre el aborto sea abierto y se escuchen todas las voces

Monseñor Héctor Luis Zordán, obispo de la Diócesis de Gualeguaychú, dijo que no es una cuestión de Fe sino de humanismo defender a la vida humana desde su comienzo en el momento de la concepción y pidió que en la Legislatura “se escuchen todas las voces sin ridiculizar ninguna postura”.

“Me parece que en este tema se habla mucho y se dicen cosas que no son del todo verdad. Tenemos que tener la información clara y cierta para poder formarnos una opinión”, expresó Monseñor Zordán a Canal 9 Litoral, y aclaró que la posición en contra de la legalización del aborto “no es por una cuestión de Fe, sino de humanismo y de respeto a los derechos humanos, la vida comienza con la concepción y termina con la muerte. Hay vida humana, con un ADN propio e irrepetible, desde las primas células del embrión hasta el momento de la muerte. Defender la vida desde ese momento es defender a cada persona y sus derechos”.
En ese sentido aclaró que “es por eso que la iglesia está en contra. No obstante, el debate se va a dar en las Cámaras y ya se está dando en la sociedad, en los medios, en las charlas de café”.
En relación al debate en la Legislatura, pidió que “el debate sea abierto, transparente, claro, que se escuchen todas las voces sin ridiculizar ninguna postura y que quienes tengan la posibilidad de decidir lo hagan a conciencia de lo que consideren más oportuno. No obstante, nosotros, la gente de iglesia seguimos insistiendo que la vida empieza en la concepción y por eso mismo hay que defender el derecho a la vida del más desprotegido que es el bebé en gestación“.
Al ser consultado por los abortos clandestinos y las muertes de mujeres en esas situaciones, Zordán consideró que “algunos números se inflan demasiado para avalar la despenalización del aborto” y como solución remarcó la necesidad de “una educación sexual integral como camino de prevención a embarazos no deseados. Desde las escuelas católicas se trabaja en educación sexual desde hace muchísimo tiempo aunque se mire a la Iglesia con ojos desconfiados”.
Finalmente, a los católicos a favor del aborto les dijo: “Condenar no tiene sentido, los animaría a repensar”.

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner