El obispo de Gualeguaychú viajó a Roma para encontrarse con el Papa Francisco

“Llevaré al Santo Padre el saludo de todos”, manifestó Monseñor Héctor Luis Zordán, el obispo de Gualeguaychú, quien partió a Roma para participar junto a una treintena de obispos argentinos de la denominada “visita Ad Limina”.

 

Antes de su viaje, Mons. Zordán envió una carta a las comunidades que será leída en las misas de este fin de semana en la que deja su “saludo fraterno” a todos los fieles.

El obispo explica en la carta que “esta es una visita que los obispos diocesanos debemos realizar cada cinco años a los lugares de los apóstoles Pedro y Pablo, y al Santo Padre para expresar la comunión de todas las iglesias particulares con el Obispo de Roma, dándole cuenta de la marcha pastoral de cada diócesis”.

Mons. Zordán expresó que viaja “con espíritu de peregrinación, como guiado por la estrella que me lleva al encuentro de un lugar sagrado (cfr. Mt 2,9-10). Y lo hago sabiendo que es un acontecimiento de profunda eclesialidad: con esta visita quiero expresar mi fe firme en la Iglesia de Jesucristo, mi disponibilidad para servir al Pueblo de Dios cuyo gobierno me ha sido confiado, y mi comunión y obediencia incondicionales hacia el Papa Francisco”.

El obispo dijo también que con él irán, de algún modo, “todos ustedes: fieles laicos, sacerdotes, consagrados y consagradas, seminaristas de la Diócesis. En el encuentro que tendremos con el Santo Padre le haré presente el saludo de todos, y cuando regrese les traeré su bendición.”

Finalmente Zordán se confió a la oración pidiendo al Señor “para que todo vaya bien” y envió su “deseo de una feliz y fecunda Pascua del Señor, cuya celebración prolongamos durante varias semanas en este tiempo pascual”.

 

Al Pueblo de Dios del sur entrerriano.

Queridos hermanos,

al partir en viaje hacia Roma, donde realizaré la “visita ad limina”, quiero dejar mi saludo fraterno a las comunidades y a los fieles de nuestra Iglesia diocesana.

Ésta es una visita que los obispos diocesanos debemos realizar cada cinco años a los lugares de los apóstoles Pedro y Pablo, y al Santo Padre para expresar la comunión de todas las iglesias particulares con el Obispo de Roma, dándole cuenta de la marcha pastoral de cada diócesis.

Voy con espíritu de peregrinación, como guiado por la estrella que me lleva al encuentro de un lugar sagrado (cfr. Mt 2,9-10). Y lo hago sabiendo que es un acontecimiento de profunda eclesialidad: con esta visita quiero expresar mi fe firme en la Iglesia de Jesucristo, mi disponibilidad para servir al Pueblo de Dios cuyo gobierno me ha sido confiado, y mi comunión y obediencia incondicionales hacia el Papa Francisco.

Conmigo irán, de algún modo, todos ustedes: fieles laicos, sacerdotes, consagrados y consagradas, seminaristas de la Diócesis. En el encuentro que tendremos con el Santo Padre le haré presente el saludo de todos, y cuando regrese les traeré su bendición. Del mismo modo confío en la oración de ustedes pidiendo al Señor para que todo vaya bien.

Quiero aprovechar esta ocasión para hacerles llegar mi deseo de una feliz y fecunda Pascua del Señor, cuya celebración prolongamos durante varias semanas en este tiempo pascual.

Junto con mi saludo vaya para todos mi paterna bendición.

+ Héctor L. Zordán m.ss.cc.
Obispo de Gualeguaychú
San José de Gualeguaychú, 24 de abril de 2019.

 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner