El Presidente Mauricio Macri cerró con los gobernadores el acuerdo de equilibrio fiscal

El presidente Mauricio Macri recibió este jueves en Casa Rosada a gobernadores de distintos partidos políticos, entre ellos el entrerriano Gustavo Bordet, y pasadas las 13 se alcanzó un acuerdo en torno a un nuevo pacto fiscal, centrado en el equilibrio de las cuentas públicas de los Estados provinciales.

Previo al encuentro, los mandatarios ajustaron detalles con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, tras una negociación de varias horas que tuvo lugar este miércoles en el edificio del Consejo Federal de Inversiones (CFI) en el centro porteño. En rueda de prensa, se brindaron detalles del acuerdo suscripto, al que no adhirió la provincia de San Luis, que persiste en su reclamo de la devolución de la coparticipación, en cumplimiento de lo ordenado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La provincia de Buenos Aires, por su parte, desistió del reclamo por el Fondo del Conurbano formulado ante el alto cuerpo.

“Este es un gran paso hacia delante”, celebró el presidente al término del encuentro en Casa Rosada en el que la Nación y 23 provincias acordaron pautas en torno de la distribución de recursos entre ambas jurisdicciones, se comprometieron a reducir gastos e impuestos y convinieron desistir de las demandas cruzadas por deudas.

“Lo alcanzado es valioso, aunque ahí mismo se detalla lo que falta”, dijo Macri ante los mandatarios. También los invitó a ejercer una política de mayor responsabilidad con el empleo y los salarios públicos. “Sé que muchas veces los que mejor han hecho las cosas son los que se ven perjudicados con las compensaciones, por eso agradezco y valoro mucho eso”, agregó.

También indicó que parte del convenio será “estudiar como primera tarea las jubilaciones de privilegio, para que tengamos un sistema más equitativo” y dijo que “el tiempo cuenta, porque hay mucha gente que no puede esperar. Tenemos que lograr que la Argentina crezca en forma continua”, completó.

En conferencia de prensa, tres mandatarios en representación del grupo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, brindaron detalles acerca de las negociaciones y del acuerdo alcanzado. “Apuntamos a que el federalismo sea una realidad”, sostuvo Peña.

Para el jefe de Gabinete, “es un acuerdo realmente histórico por la dimensión de los problemas que ayuda a encauzar”. También resaltó que “se logró gracias a un trabajo de diálogo intenso un acuerdo muy importante
que permitirá́ avanzar en una agenda legislativa que refleje este acuerdo”.

“Esperamos que sea una etapa más de muchos acuerdos que hay que seguir suscribiendo. Trabajar en equipo, con buena fe, llegar a consensos e implementarlos es un espíritu que queremos para trabajar en la Argentina”, agregó.

En ese marco, las provincias acordaron desistir de causas de coparticipación contra la Nación. Además, Buenos Aires “se compromete a dar de baja el reclamo del Fondo del Conurbano Bonaerense y, como contraprestación, alcanzar un camino gradual hasta llegar a lo que dice la ley: que la provincia reciba el 10 por ciento del impuesto a las ganancias”, precisó Frigerio.

Dujovne, por su parte, aseguró que el acuerdo “viene a complementar la reforma tributaria nacional, para que la Argentina confluya en un sistema impositivo mucho menos distorsivo y poder avanzar hacia la reducción de la pobreza”.

De la conferencia de prensa participaron, además, los gobernadores de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; de Jujuy, Gerardo Morales; y de Misiones, Hugo Passalacqua.

 

Análisis.

Comentarios