El sector rural entrerriano espera que Bordet intermedie ante el Gobierno nacional

El campo entrerriano se encuentra en una “situación de expectativa”, con algunas actividades “con serios problemas” y el resto “haciendo equilibrio”, dijo el presidente de Farer, Raúl Boc-ho.

Hace alrededor de 10 días la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer) elevó –junto a la Federación Agraria, Coninagro y Sociedad Rural– un pedido de audiencia al gobernador Gustavo Bordet. El objetivo principal es reclamar por el estado de los caminos, que preocupa mucho al sector. Pero también pretenden plantear otros temas “relacionados con la coyuntura y también con mirar hacia adelante en la provincia, y aportar algunas ideas”, aseveró Boc-ho.

Además, esperan que Bordet haga de intermediario ante el Gobierno nacional. “Tenemos que ver de lograr medidas para algunos sectores específicos, que tienen que ver con la presión fiscal o que inciden en las tarifas de los servicios o con insumos como el combustible”, remarcó el dirigente rural. “Deberíamos hacer un trabajo en conjunto con el Gobierno provincial, para tratar de ver cómo se pueden resolver esos temas”, expresó.

Es que la situación actual del sector no es alentadora. “Las condiciones macroeconómicas han ido consumiendo de alguna manera las mejoras de competitividad que se había logrado con las primeras medidas que tomó el Gobierno nacional ni bien comenzó su gestión”, explicó Boc-ho. Apuntó que el campo entrerriano se encuentra “en una situación de expectativa”, que “algunas actividades, como el arrocero y la avicultura, están con serios problemas por los costos de la energía” y que el resto de las actividades “están haciendo equilibrio, con números muy ajustados que no permiten una expansión en esta campaña, y donde los márgenes para tener rentabilidad positiva dependen de lograr rendimientos superiores a los promedios históricos en la provincia”.

“El sector que sigue dejando un pequeño margen de rentabilidad sigue siendo la soja, pero con números muy ajustados. Eso se nota en el mercado de arrendamiento de los campos, donde se está demorando la concreción de los contratos para la campaña próxima”, detalló el ruralista.

Apuntó también que “los aumentos de la energía eléctrica y el gasoil, han dejado al sector arrocero entrerriano muy fuera de carrera, y va a haber un área importante de disminución”.

“La ganadería en la provincia está estancada, y la última campaña de Fucofa dio una leve disminución del stock del rodeo provincial”, señaló y apuntó que a este panorama se suma que “los mercados internacionales que están quietos”.

Boc-ho sostuvo que “si bien sigue existiendo una valoración positiva de las primeras medidas del Gobierno nacional”, que implican “poder trabajar en libertad, poder exportar sin tener que anotarse en la lista que haga un funcionario, y que se pueda trabajar en un ambiente de competitividad”, admitió que “como en todos los sectores de la economía, la competitividad se hace sentir mucho en el sector agropecuario”.

El Presidente de Farer comentó que hasta ahora no han tenido respuestas al pedido de audiencia a Bordet, pero espera que el encuentro se concrete pronto.

“Es importante que el sector agropecuario sea escuchado, tenido en cuenta. Que el diálogo no se agote en los pedidos coyunturales de auxilio o de emergencia, porque la producción primaria es el sector que más aporta al producto bruto de la provincia. Pensamos que tenemos muchos temas en común para hablar”, remarcó por último, en declaraciones a esta Agencia.

 

Apf Digital.

Comentarios