En 2018 se diagnosticaron 19 pacientes con VIH en Gualeguaychú

El Hospital Centenario Gualeguaychú desarrolló la semana dedicada a la prevención y concientización sobre el Virus de Inmunodeficiencia Humana [VIH] a través de la 9° Jornada “El otro nos importa, a la salud la hacemos entre todos”.

En ese marco, el Consultorio Amarillo expuso una serie de estadísticas sobre la patología y el seguimiento que realiza a través de un equipo interdisciplinario capaz de brindar información para prevenir, asesorar, acompañar y atender las infecciones de transmisión sexual [ITS].
La infectóloga Virginia Azar [MP12132] precisó que este año hubo 19 nuevos diagnósticos de personas que viven con VIH, “en forma global se incrementó el índice de detección en los últimos tres años gracias al mayor número de testeos solicitados tanto por los médicos como por los propios pacientes. En el Consultorio, de lunes a viernes, se realizan los exámenes rápidos para VIH, Hepatitis B y C y sífilis o infecciones de transmisión sexual”.
En la actualidad existen 113 pacientes en seguimiento activo donde un 90 por ciento está concentrado en la franja entre los 25 y 54 años, se mantiene la paridad de género y la mayoría sigue siendo del departamento Gualeguaychú, seguido por Gualeguay e Islas. 
Sobre un total de 150 personas con VIH, el 75 por ciento cumple un seguimiento constante en el Consultorio Amarillo y a más de un centenar se lo asiste con medicación antiretroviral lo que, a su vez, incrementó el número de pacientes indetectables de carga viral hasta un 67 por ciento.
“La proporción entre hombres y mujeres permanece igual, con preminencia entre hombres tanto a nivel local como se observa en el país. Los nuevos diagnósticos también se mantienen en los mismos grupos etarios, con una mayor proporción de atención de pacientes del departamento Gualeguaychú y tenemos un porcentaje de otras zonas”, detalló Azar.
“La tasa de nuevos diagnósticos a nivel global en Argentina es de 13 a 14 personas cada 100 mil habitantes y nosotros estamos estacionados en la misma proporción”, resaltó la infectóloga.
 
Aspectos legales
A su turno, la psicóloga Celeste Remoliff precisó que este año las acciones por el Día Mundial de la Lucha contra el VIH-SIDA se enfocaron en una capacitación interna orientada a todos los eslabones del sistema de salud para recalcar que “lo más importante es el ser humano en toda su dimensión, la persona por sobre la patología que lo acerque al hospital”. Además, recalcó que cuando se habla del “otro” también comprende al trabajador de salud como una pieza vital en el proceso atención/curación del paciente.
La abogada Cecilia Pozzo, experta en temas de gerencia y administración de servicios de salud, detalló que “trabajamos la atención primaria del derecho porque dentro de la organización es posible solucionar un 80 por ciento de los problemas que tenemos a través del diálogo”.
Entre los temas estuvieron “derechos y obligaciones del paciente, de calidad de atención, del peso de lo jurídico en el ámbito de la salud”.
Cuando hablamos del “otro” nos referimos al “compañero, al jefe superior, al paciente y su familia. Todos los conflictos que pudieran suceder se pueden solucionar si desde adentro del propio nosocomio reina una cultura de paz, se trabaja la no violencia y el respeto por el otro, el derecho del paciente independientemente de la condición que pueda tener. Hoy será VIH porque se sigue estigmatizando a la persona en calidad de paciente”, aseguró la abogada.
Pozzo explicó que “se pivotea entre el equilibrio del derecho a la confidencialidad del paciente y el secreto médico, no solo para el paciente con esta patología de VIH sino para todas las personas, porque la Constitución nacional, las provinciales, los tratados internacionales nos obligan a quienes conocemos datos de otros a no divulgarlos. Debemos entender que la salud es un tema sensible para la ley y todo aquello que se diga de un paciente es factible de una sanción, por lo tanto, la confidencialidad es esencial”.  
La infectóloga Virginia Azar agregó que “la confidencialidad significa secreto médico, tanto para el profesional tratante, enfermero, los extraccionistas en laboratorio y todo personal de salud que se ponga en contacto con el paciente. Todos resguardamos los datos confidenciales”, recalcó.
Asimismo, Azar subrayó que cualquier persona puede acceder “a una consejería pre-test dónde se explica que significa un resultado positivo o negativo, los métodos para prevenir las infecciones de transmisión sexual y los pasos a seguir ante una detección con un acompañamiento en los estudios confirmatorios y el respaldo de un abordaje multidisciplinario”. 
 
Judicialización
En Argentina existe una “tendencia a la judicialización de la salud como lo demostró el segundo Congreso Argentino de Derecho Sanitario, cuestión que no ocurre en Europa, Chile o Brasil que tienen una carga más baja porque trabajan para adentro y han creados estrategias con el Poder Judicial. Existan otras vías de resolución de conflictos como la mediación, facilitación, las mesas de consenso dentro de las organizaciones”. 
La doctora Cecilia Pozzo adelantó que “en Argentina falta mucho por hacer y para eso lanzamos en la Universidad ISalud el primer centro de métodos colaborativos para trabajar en la atención, capacitación y formación de los profesionales para atender un conflicto. Es tiempo de empezar a entender este cambio de modelo de la hegemonía médica al principio de autodeterminación de las personas en calidad de paciente”.
Otro aspecto central para mitigar la judicialización es “trabajar en equipo y respetar al otro en el valor que tiene como persona. La organización debe extender a todos los servicios esta mirada, es decir,  entender que todas las ciencias aportan a la atención médica porque ahora las enfermedades son construcciones sociales y no podemos dejar de lado la importancia del psicólogo, el psiquiatra, trabajador social, abogados, los administrativos y contadores. Todos aportan a la construcción de la salud y su curación”, expuso Pozzo.
Fuente de texto y fotografía: Hospital Centenario.

About the author  ⁄ Infoner