En la Autovía 14, los piratas del asfalto “tiran a matar”

Preocupados por los reiterados asaltos que sufren los camioneros que atraviesan el corredor, empresarios de Entre Ríos y Corrientes entregarán un petitorio a ministros de Seguridad provinciales y nacionales para que intervengan.

“Pretendemos que el sector político provincial y nacional, tome cartas en el asunto porque los empresarios están desesperados por una solución”, confirmó Diego Lago, presidente del Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia.

Es que por iniciativa de los responsables de la empresa Doña Mercedes, los últimos damnificados por este tipo de ataque de “piratas del asfalto”, se realizó este miércoles en la sede de la Sociedad Rural de Curuzú Cuatiá, una reunión de la que participaron alrededor de 80 personas, entre empresarios, comerciantes y transportistas entrerrianos y correntinos.

“Tenemos la firme intención de que nos demos una reunión en Buenos Aires con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich”, remarcó el comerciante.

El último atentado fue el pasado viernes sobre Ruta 14 a unos cinco kilómetros del puesto de control de Gendarmería, cerca de un peaje inactivo de la localidad de Bonpland. Desconocidos arrojaron un pedazo de guardarraíl para detener la marcha de tres camiones de la firma correntina Doña Mercedes, y a unos 100 metros, comenzaron a dispararles a mansalva. En total, los rodados recibieron 13 balazos. Uno de los choferes recibió un impacto de bala en el brazo.

“Es una situación más que delicada. Son una banda de asesinos, porque si uno analiza las fotos de los hechos, las balas van directamente direccionadas al conductor y al acompañante. Tiran a matar”, remarcó el presidente del Centro de Comercio, Industria y Servicios de Concordia.

“Hay una zona a la que se bautizó como el triángulo de la muerte y obligatoriamente, uno termina pensando que es una zona liberada, porque si hay tantos controles sobre las rutas, que esta gente se pueda mover con tanta impunidad, llama mucho la atención”, apuntó Lago.

Y en esa línea, remarcó: “Hay controles sobre la ruta, de hecho, cuando íbamos a la reunión, nos pararon dos veces para pedirnos la documentación, el tema es cómo es que no se detecta a esta gente que circulan encapuchados y fuertemente armados”.

El Once.

Comentarios