Declararon la mamá y el papá de Nahir

Además del entrenador físico del gimnasio, un funcionario policial y el profesor de hockey de la imputada, este jueves declararon sus padres: Yamina Kroh y Marcelo Galarza. 

 

El primer testigo en declarar fue Walter José Jiménez, entrenador físico del gimnasio al que concurría Nahir junto con sus mamá. Su declaración tuvo foco en la lesión en el muslo izquierdo de la imputada. Dijo que mientras Nahir hacía abdominales, vio que tenía  “un raspón grande de color rojo, no era un moretón, tenía las líneas como cuando te caes de la bici”.

El segundo testigo en prestar declaración frente al Tribunal fue Osvaldo Núñez, funcionario policial que trabajó bajo al mando de Marcelo Galarza en la comisaría segunda de Gualeguay, y  a quien describió como “muy aplicado y buen jefe”. En relación al arma dijo que Galarza “la usaba cargada, con bala en recámara, apta para el disparo”.

Mariano Adolfo Bohl, entrenador de Hockey sobre patines en Juventud Unida brindò la declaración más corta del juicio. Afirmo: “No le vi ningún raspòn a Nahir” y contó que los entrenamientos culminaron la última semana de noviembre de 2017.
La siguiente en sentarse frente al Tribunal fue Yamina Fabiana Kroh, mamá de Nahir, quien comenzó su declaración llorando y, si bien por momentos se tranquilizaba, enseguida volvía a llorar.
Entre sollozos contó que la mañana del hecho ella había preparado el desayuno y que cuando estuvo listo fue hasta el cuarto de Nahir a despertarla. Tenían pensado desayunar y luego ir al gimnasio, como hacían casi todas las mañanas, pero Nahir le dijo que había llamado “la mamá de Fernando para decirme que había tenido un accidente”. Luego, Yamina Kroh relató: “Ella se vistió, no hablaba, esperamos que viniera la policía para llevarla al juzgado. No la vi más hasta las dos de la tarde”. Mas tarde, contó, les pidió a ella y a su marido, hablar con un abogado.
“Estuvo todo el día sin decir una palabra, a la noche vino el abogado, y nos dijo ‘la llevo y la traigo’ y después nos llamaron para decirnos que estaba detenida”, expresó sin dejar de enjugarse las lágrimas, lo cual por momentos tornaba dificultoso entender sus palabras.
En relación a esas primeras horas después del crimen, la madre de Nahir Galarza describió: “Mi casa era un caos, tengo un hijo discapacitado que lloraba a los gritos. Estuvo un mes sin hablarme porque me culpaba de lo que le había pasado a la hermana”.
Seguidamente, cuando los abogados de la querella le preguntaron si había visto a Fernando Pastorizzo en su casa alguna vez, Yamina dijo que no: “Lo conocí 10 minutos antes de salir de viaje”.
En cuanto al supuesto autosecuestro de Nahir años atrás, Yamina dijo que era ella quien había querido hacer la denuncia y que Nahir nunca quiso contar nada “ella no quiso decir lo que le pasó”, y que a partir de ahí la relación entre ellas cambió “antes éramos muy compañeras”.
También dijo que las veces que va a visitarla (todos los miércoles y sábados a las 14), no hablan del tema: “¿Para qué la vas a torturar? Cuando alguien le sacaba el tema yo cambiaba de tema”.
Marcelo Mariano Galarza, padre de la imputada,  fue el último en sentarse frente al tribunal este jueves. Entre otras cosas, aseguró que su hija “Nunca nos presentó a un  chico como novio” y, en concordancia con lo declarado por su esposa mminutos antes, dijo que a Fernando lo había conocido “10 o 15 minutos antes” de que salieran de vacaciones rumbo a Brasil, y que fue a último momento que Nahir pidió que lo llevaran a él.

About the author  ⁄ Infoner