Entre Ríos tiene un Día de la Libertad Religiosa

Se celebrará el 25 de noviembre de cada año, en coincidencia con la fecha de aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la “Declaración sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación fundadas en la Religión o las Convicciones”.

El Día de la Libertad Religiosa fue instituido en Entre Ríos a través de la ley Nº 10.494, que fue sancionada por la Legislatura en la sesión del 18 de mayo de este año, promulgada por el Ejecutivo el 13 de junio y publicada en el Boletín Oficial del 12 de julio.

Se celebrará en coincidencia con la fecha de aprobación por la Asamblea General de las Naciones Unidas de la “Declaración sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación fundadas en la Religión o las Convicciones”, el 25 de noviembre de cada año.

Además la ley dispone que el Consejo General de Educación (CGE) incluya anualmente la conmemoración del “Día de la Libertad Religiosa” dentro del calendario escolar de los distintos niveles del Sistema Educativo Provincial.

En los considerandos de la norma –que fue impulsada por el diputado Jorge Monge (Cambiemos) y acompañada por todos los miembros de su bloque– se indica que “los derechos relacionados con la libertad de conciencia —tan fundamental al ser humano y base de las demás libertades— merecen ser objeto de estudio y promoción desde todos los ámbitos”, por lo cual promueve que se encaren “acciones de promoción y difusión, básicamente desde el Consejo General de Educación, sin perjuicio de las otras áreas estatales”

Además se remarca que “la discriminación entre los seres humanos por causa de religión constituye una ofensa a la dignidad humana y una negación de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y debe ser condenada como una “violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos”.

“Es que la religión o las convicciones, para quien las profesa, constituye uno de los elementos fundamentales de su concepción de la vida que deben serles respetados sin cortapisas ya que “el desprecio y la violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales, en particular el derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia, de religión o de cualesquiera convicciones, han causado directa o indirectamente guerras y grandes sufrimientos a la humanidad”, señalan los considerandos.

 

Apf Digital

Comentarios