Etchevehere, a declaración indagatoria

El ministro de Agroiundustria deberá ir a la Justicia y responder en una causa por estafas. Hoy allanaron propiedades de su familia y El Diario de Paraná, del cual es accionista.

 

 

Luis Miguel Etchevehere atraviesa un fin de año convulso. A la polémica por el bono de 500 mil pesos que cobró cuando cambió la presidencia de la Sociedad Rural Argentina por el Ministerio de Agroindustria, se suma el avance de la causa que inició su hermana Dolores por “vaciamiento”, que hoy tuvo un nuevo paso con dos requisas y la citación a indagatoria del ministro para el próximo 27 de febrero.

Alejandro Cánepa, a cargo de la Fiscalía de Coordinación Número 3 de Paraná, fue quien pidió el acceso a los libros societarios de SAER (Sociedad Anónima Entre Ríos), y Construcciones del Paraná. La causa comenzada por Dolores Etchevehere la enfrentó al resto de su familia: la madre -Leonor Barbero- y tres hermanos varones -Luis, Arturo y Juan Diego-, tras la muerte del padre en 2009. Si hubiese habido algún tipo de negativa a dar la documentación pedida, los oficiales de Justicia estaban autorizados a allanar.

El meollo pasa por Las Margaritas SA, una de las empresas familiares, donde Dolores Etchevehere es accionista y, como tal, propició la denuncia. Todo surgió cuando Las Margaritas tomó créditos con el Banco Itaú para sembrar soja, por un valor de 250 mil dólares, a devolver en la misma moneda a una tasa del 8 por ciento anual. La hermana del ex titular de la SRA denunció que el dinero fue desviado a través de la firma SAER, editora de El Diario de Paraná, donde los Etchevehere tenían el 40 por ciento. El capital restante lo aportaba Walter Grenón.

Según contó Dolores Etchevehere a este diario en enero pasado, “dentro del patrimonio de SAER había 18 inmuebles, empresa que fue vaciada. De esos bienes, 10 fueron transferidos a dos sociedades de Grenón -Nexfin y Urbajay- y ocho fueron derivados a Construcciones del Paraná SA, constituida por el Grupo Económico Etchevehere al solo efecto de recibir esos inmuebles. La Procelac -Procuraduría contra la Criminalidad Económica y Lavado de Activos- determinó que Construcciones del Paraná era insolvente al momento de adquirirlos. Ahí hubo una maniobra de vaciamiento y auto transferencia de activos -los inmuebles- hacia una empresa insolvente”.

 

AHORA

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner