Exportación de citrus: En 10 años cayó entre 140 y 165%

“No importa el gobierno de turno: El citrus sigue empantanado” aseguran los exportadores. Piden una reforma laboral seria, un pacto social para bajar el gasto público y acabar con el “escándalo” de los juicios laborales.

“El balance del 2017 es malo. No importa el gobierno que esté de turno, seguimos empantanados”. Tal la respuesta de Mariano Caprarulo, Director Ejecutivo de la Cámara de Exportadores de Citrus del NEA (CECNEA), al ser consultado sobre el presente de una de las economías regionales más importantes de la Mesopotamia.

Caprarulo acudió a cifras del Senasa para definir con precisión la hondura de la crisis: “En los últimos 10 años, la exportación de mandarinas cayó 140% y la de naranjas 165%”.

Recordó que “hace 6 o 7 años, exportábamos más de 100 mil toneladas. Hoy, 35 mil toneladas y a duras penas”. En ese lapso, mientras la citricultura argentina se hundía, sus principales competidores crecían: “Uruguay, que no vendía más de 10 mil, hoy ya exporta 35 mil y Sudáfrica pasó a ocupar nuestros lugares con 180 mil toneladas”, explicó.

En este contexto, “han desaparecido varias empresas integrantes de la Cámara de Exportadores y otras están trabajando al 20 o al 30 por ciento, al 40 como máximo”.

Caprarulo trajo a colación que el sector viene “hace muchos años alertando, tratando de conmover al gobierno nacional. Muchos se llenan la boca con las economías regionales y en especial con esta que es mano de obra intensiva, pero las medidas en tiempo y forma no llegan.”

“Necesitamos que se implemente algo en serio, para que esta actividad no termine como San Juan, que exportaba 100 millones de dólares en uva de mesa y ahora exporta cero. Se arruinó todo”, graficó.

Las principales demandas del sector

La Cámara de Exportadores de Citrus del NEA centra sus expectativas en un conjunto de medidas que permitan al sector ganar competitividad.

Plantean la necesidad de que se arribe a un “pacto social” para bajar el gasto público; que baje la presión tributaria, que se arribe a una reforma laboral seria que contemple no solo a los nuevos empleos sino a los ya existentes, que el Estado asegure financiamiento a las economías regionales y que se ponga coto a la industria del juicio laboral.

Aquí, una síntesis de las principales definiciones del director ejecutivo de la CECNEA, Mariano Caprarulo:

Gasto público y presión fiscal

“La presión tributaria es insostenible a todas luces. Deberíamos llegar a una especie de pacto social y que la administración pública nacional en todos sus poderes haga un mea culpa y busque las formas de que el gasto público baje y se pueda bajar impuestos para actividades mano de obra intensivas, que haya austeridad en este famoso gasto público que nos tiene tan oprimidos para ser competitivos”.

Reforma laboral y previsional

“Consideramos que si se llega a un texto final razonable, las reformas que se están planteando impactarían bien. Es imprescindible una reforma laboral seria, competitiva, moderna y una reforma previsional”.

“En cuanto a la Reforma Laboral, no está claro aún lo más importantes para nosotros: cuidar a los que vienen sosteniendo a flote el barco con el empleo formal. Se habla mucho del primer empleo, de sacar de la pobreza a gente que no trabaja -con lo que estamos totalmente de acuerdo- pero siempre para adelante. Pero para atrás, para las empresas que están prácticamente fundidas, que tienen un montón de gente en relación de dependencia, no queda claro si el Estado va a hacer lo que tiene que hacer y que hacen los países competidores: bajar los aportes sin ir en desmedro del trabajador. Todo el mundo habla de que vamos a generar empleo, menos aportes para los futuros trabajadores, pero a nosotros nos preocupa que haya políticas para mantener y cuidar la actividad formal, para atrás. Para adelante también, por supuesto, pero, para atrás, ¿qué hacemos?

El “escándalo” de los juicios laborales

“Hay que poner coto a estas barbaridades que están pasando con los juicios laborales, que acá en la provincia son un escándalo. En el Poder Judicial hay una parcialidad total y van a terminar de fundir a las pocas empresas que quedan”.

El nombramiento de Etchevehere

“Sabemos que conoce tanto la realidad de los productores medianos y chicos como la de los exportadores. He viajado con Luis Miguel Etchevehere a defender la posición argentina en otros países. Estamos esperando para ver si puede acompañarnos y que se tomen las medidas en tiempo y forma, porque de otra forma vamos a seguir empantanados y vamos a terminar como San Juan, desapareciendo”.

Financiamiento

“Hay una línea del Banco Nación y nos consta que en su momento mantuvimos una reunión con el entonces diputado Fernando Sánchez y apoyó nuestra actividad. Esa línea, la “Carlos Pellegrini”, fue extendida para la citricultura. Estamos tratando de ver cómo reorientarla. Mientras tanto, se abren mercados y se nos hace difícil estar a las altura de las circunstancias para tener la fruta como corresponde, tanto para Unión Europea como para otros destinos.

“Lo importante es que el Estado, como ocurre en todos los demás países, brinde las herramientas necesarias para que se pueda mantener la actividad exportadora”.

“Porque todo el mundo habla de la exportación, los que exportan, los que no exportan, los que nunca mandaron una caja y los gobiernos, que por ahí, en la actividad privada nunca pagaron un sueldo y que no saben lo difícil que es”.

 

El Entre Ríos.

Comentarios