Fernanda Portela: el despuntar de la poesía

NADA

Entre estrellas y desiertos,
la vida palpita.
Con cada paso plateado
respiro vientos de fuego.
Son las campanas que marcan el ritmo,
son los atardeceres
testigos de mi desolación.

Quizá venga un pájaro
y cante en mi presente.
O sea yo
la que le enseñe a volar.
Puede venir un relámpago
y quebrarlo todo,
o unirlo.

Ya no distingo
si estoy entera
o soy esa pequeña nada.

(Fernanda Portela lleva la letra en la sangre. Es hija y familiar de escritores. Hoy publica por primera vez. Muy pronto, veremos aparecer su primer libro). 

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner