Por teléfono

Pese a los traspiés, la lista de Jaroslavsky fue presentada. El espac]io que la sustenta nació al calor del intento de impedir que sea otra vez la Corriente Arturo Illia –y Benedetti concretamente–, la que encabece la propuesta radical como sucede desde 2009, con la excepción de 2015, contexto clave en el que Benedetti debió renunciar a su postulación por la Gobernación para dejar el camino libre a Alfredo De Angeli.

Se mantuvieron en el espacio el yrigoyenismo, que postulaba a Guillermo Vázquez, un grupo que se nucleó como Corriente Radical que englobó a Marcelo López, Luis Kirpach, Sergio Solari, Fabián Otarán, Raymundo Kisser, Rubén Villaverde. Además, el varisquismo representado alternativamente por Carlos González y Eduardo Solari cuando no por el propio Varisco.

El grupo de “los intendentes” que se atribuyó la búsqueda de la unidad y que terminó incluyendo a Jorge Lacoste en la lista de Benedetti, no tuvo contacto formal con el espacio que siguió adelante con la idea de conformar una propuesta que incluyera al GEN.

Para la hora del cierre de listas, los soldados eran menos. Hubo conversaciones con Augusto Lafferriere del PRO, que dio la interna partidaria y perdió contra el candidato de Frigerio en Nogoyá. Pretendía el segundo lugar pero ya estaba comprometido con el GEN que puso allí a Francisco Larocca. Pidió el tercero entonces pero por cumplir el mandato del congreso radical, que exigió el tercer puesto en las nóminas, se le ofreció el cuarto puesto y no aceptó. Ese lugar fue finalmente para Jorge Signorelli, de la Coalición Cívica.

Frigerio hizo sus llamados. Intentó hacerlo desistir de su postulación a Francisco Larocca. Algo de eso denunció Vázquez, a través de las redes sociales, desatando una catarata de comentarios. «Al cierre de la lista hubo hechos que empañaron el normal proceso electoral. El ministro del interior reclamando que no se presente la lista de Gracia y las recriminaciones de funcionarios del ministerio del interior a Alejandro Carbo. Cambiemos es una propuesta política distinta y no se debe permitir que funcionario nacionales – que siguen con la decisión de aplicar discrecionalidad a la distribución de recursos – pretendan indicarnos a los entrerrianos quien debe estar en una lista y quienes no. Todos sabemos que eso solo lo decide el pueblo», publicó en su perfil de Facebook el dirigente de Concepción del Uruguay.

Personalmente

Con dureza cuestionó la injerencia de Nación el otro precandidato, Alejandro Carbó. Se hizo saber que ha pedido a las autoridades del Comité provincial que gestionen una audiencia con Mauricio Macri. “Nosotros estamos apoyando su gestión al frente del gobierno nacional y no es posible que se utilicen estos métodos”, denunció para luego relatar que al llegar con la nómina para ser presentada en la sede partidaria del radicalismo, en calle San Martín, le pidieron que se retirara del salón donde sesionaba la Junta Electoral. “Estaba Josefina Etienot que no tenía nada que hacer porque es apoderada del PRO. Cerraron la puerta con un golpe fuerte. Eso no se le puede hacer a ningún afiliado. Pero además yo soy autoridad del Comité provincial”.

Cuando finalmente lo dejaron pasar, Carbó contó lo sucedido: “Etienot seguía allí, en una computadora, y había un señor de unos 30 años al que no conozco. ‘Quiero hablar con usted’ me dijo. Al lado de los miembros de la junta me amenazó y me advirtió que la intendencia a la que asesoro nunca más iba a recibir un peso. Me dijo que era secretario privado de Frigerio. Cuando pregunté qué hacía allí, que me estaba amenazando, me dijo que sólo quería hablar conmigo y Etienot le pidió que se callara”.

“Creo que se llama Pablo (Paulo) Del Valle. Es una barbaridad lo que está pasando. Me he enterado de decenas de amenazas. Vamos a plantear ante el Comité, junto con dirigentes como Vázquez, del otro espacio, una reunión para hablar del atropello a la calidad institucional”, remarcó Carbó, asesor del municipio de Aranguren, que aseguró que “este lunes hay alrededor de 30 personas que podrían quedar sin trabajo (si se concretaran las supuestas amenazas). Al peronismo, a Sergio Urribarri por mencionar un ejemplo, jamás se le ocurrió amenazar a la gente con dejarla sin trabajo”.

El cupo

Mención aparte corresponde hacer respecto del segundo lugar de la nómina, el lugar del PRO. Cuando la dirigencia provincial del partido amarillo apostaba doble contra sencillo que ese lugar era para Ayelén Acosta, que se había apurado al tono de campaña, se descartó esa posibilidad. Luego, -y tras saberse que en el PJ era candidata Mayda Cresto de Concordia- ganó peso el nombre de Patricia Rodríguez, titular del Anses en la Capital del Citrus, en función de fortalecer la propuesta en esa ciudad. Pero tampoco. Fue Alicia Fregonese, nacida en Buenos Aires, casada con un ruralista de Maciá.

En este proceso de cierre de listas, la consulta de los medios a la dirigencia provincial del partido de Macri pasó a ser vía muerta en la búsqueda de información.