Fumigaciones: profesionales de la agronomía destacan el mayor control del Estado para resguardar la salud

El Colegio de Profesionales de la Agronomía de Entre Ríos destacó a APFDigital que en el nuevo decreto que regula las fumigaciones hay un mayor compromiso del Estado en el resguardo de la salud y que se incorporan elementos interesantes para controlar las pulverizaciones. Pero tienen dudas respecto al modo en el que se va a aplicar la letra chica del decreto. Quieren reunirse con funcionarios para despejar incertidumbres

El titular del Colegio de Profesionales de la Agronomía de Entre Ríos, Flavio Galizzi, brindó su opinión sobre el nuevo decreto que regula las fumigaciones en la provincia.

Afirmó que el nuevo decreto “incorpora elementos interesantes y nuevos, pero faltan detalles de la letra chica y dar a conocer cómo se va a implementar y a poner en práctica”.

En este sentido, destacó la necesidad de que haya reuniones con funcionarios de la Secretaría de Producción para coordinar la puesta en marcha de la norma.

Una de las cuestiones que destacó que es que el Estado, a través del Ministerio de Salud y de la Secretaría de Ambiente, está más involucrado en lo que respecta al resguardo de la salud: “Se van a pedir informes epidemiológicos y toxicológicos, se me medirá el estado del aire y se van a producir estadísticas y estudios propios con universidades sobre la temática”, indicó.

También hizo referencia a la creación de la figura de unidad centinela: se trata de un cargo que ocuparía un profesional de la agronomía, por lo que el sector pretende “más detalles al respecto”.

“Esa entidad todavía no está conformada y, como colegio, todavía no hemos sido participados en lo más mínimo, como es la entrega del listado de matriculados”, acotó Galizzi, quien sostuvo: “Hay mucho entusiasmo para realizar aportes y participar, pero hasta el momento no tenemos idea de cómo se va a implementar este decreto”.

Otro de los puntos sobre los que los ingenieros tienen dudas es el vinculado a cómo hará el Gobierno para ejercer el poder de policía para que efectivamente aquellas máquina que no estén habilitadas para fumigar no estén trabajando.

También hay incertidumbre acerca de la instrumentación, en el 2020, de un software que permitirá transmitir datos on line de cada máquina aplicadora a la Secretaría de la Producción para que se controle qué tipo de producto se aplica, sobre qué cultivo, en qué zona, bajo qué condiciones meteorológicas, etc,

“Faltan cuatro meses para el año que viene y todavía hay que adquirir el equipamiento tecnológico y equipar todas las máquinas, lo cual demanda tiempo y coordinación. No se puede hacer de un día para otro”, aseveró.

Distancias

Con respecto a la polémica sobre las distancias de fumigación que establece el nuevo decreto, Galizzi indicó: “Hay un cambio con el anterior porque si bien para la fumigación terrestre se mantiene la distancia de 100 metros, la variable que introduce es que entre esos 100 metros y hasta los 500 metros solo se pueden aplicar productos clase 3 y 4 (banda azul y banda verde). Recién después de estos 500 metros se pueden aplicar los productos más peligrosos (banda roja y amarilla)”.

“Es decir, pone una restricción en función de la clase de productos y de su nivel de toxicidad”, explicó en declaraciones a esta Agencia.

“Para las fumigaciones aéreas, hasta los 500 metros no se puede aplicar ningún tipo de producto y de 500 a 3.000 metros solo se pueden aplicar productos clase 3 y 4”, agregó, al tiempo que resaltó que esto “apunta a prevenir el riesgo de producir un daño en la salud”. (APFDigital)

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner