Gobierno recibe a empresarios y sindicalistas para definir el salario mínimo

El Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil, que integran funcionarios del Gobierno, sindicatos y empresarios, se reunirá hoy para establecer un nuevo piso salarial, que en la actualidad es de 8.060 pesos y ahora pasaría a 10.000 pesos.

En la previa, tanto la CGT como las CTA pidieron llevar el haber mínimo a los 15.000 pesos, que es la cifra en la que estas organizaciones ubican el costo de la canasta básica que le permitiría a una familia (matrimonio y dos hijos) estar sobre la línea de la pobreza.

No obstante, ese aumento implicaría un 86 por ciento y los propios jefes cegetista admiten en privado que es muy difícil de concretar, con lo cual se terminaría acordando un incremento que haga llegar al salario mínimo a los 10.000 pesos, es decir una suba en torno al 23 por ciento.

El encuentro se desarrollará desde las 10:00 en la sede del Ministerio de Trabajo de la Avenida Leandro N. Alem al 800, mientras que en las puertas habrá una protesta de organizaciones piqueteras y de las dos CTA, debido a que no los dejarán participar como vienen reclamando.

Además del salario mínimo, en la reunión se pondrán también en consideración otros temas relacionados con la temática laboral, sobre los que estuvieron trabajando en los dos últimos meses distintas comisiones tripartitas (funcionarios, gremios y empresas).

Por ejemplo, trascendió que el sector empresarial podría poner sobre la mesa cuestiones como el «elevado ausentismo» y la carencia de «flexibilidad» de los gremios para mejorar el rendimiento laboral.

A su vez, el Gobierno plantearía la necesidad de mejorar el empleo registrado, ya que el trabajo en negro se ubicó en el primer trimestre del año en el 33,3 por ciento, según datos del INDEC.

Del encuentro institucional, denominado formalmente «Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil», participan, además de funcionarios, 16 representantes por la CGT y un número igual por las empresas.

Por su parte, el abogado de la organización de trabajadores informales CTEP (Confederación de Trabajadores de la Economía Popular), Juan Grabois, se quejó de la no participación de estas agrupaciones y recordó que en el Consejo de Emergencia Social habían acordado con funcionarios que el ahora denominado Salario Social Complementario (SSC) destinado a los piqueteros va «en paralelo con los aumentos del Salario Mínimo», por lo que -consideró- tendría «derecho a estar allí» para llevar su propuesta.

El jefe de la CTA de los Trabajadores y candidato a diputado por el kirchnerismo en las próximas elecciones, Hugo Yasky, coincidió: «Vamos a estar en el Consejo del Salario, para reclamar 15.000 pesos, el costo de la Canasta Básica Total».

Una fuerte suba impactaría de lleno en las cuentas públicas, ya que la gestión de Mauricio Macri ató el salario mínimo a los sueldos de los maestros (todos los docentes deben ganar por lo menos un 20% más que ese haber) y también al Salario Social Complementario para los trabajadores informales fijado tras la Emergencia Social, cuyo monto es la mitad de los actuales 8.060 pesos.

 

El once.

 

Comentarios