«Hay un punto donde se pierde el rastro» de Miño y Quintana

La Justicia correntina orienta la búsqueda de los concordienses desaparecidos en base a la hipótesis del robo, del que habrían participado varias personas y tal vez un «entregador», reveló el fiscal Ramos.

La justicia de la provincia de Corrientes continúa con la investigación para «desentrañar» que pasó con los concordienses Cesar Andrés Miño y Sergio Andrés Quintana, que el 20 de septiembre salieron rumbo a Encarnación.

El doctor Francisco Ramos, fiscal de los tribunales de Santo Tomé (Corrientes), aseguró a Diario Río Uruguay que «la investigación sigue».

Si bien todavía no se dio con el paradero de los concordienses, Ramos señaló: «estamos sospechando que hay un punto donde se pierde el rastro de esta gente en una localidad próxima a Santo Tomé, pero tenemos que reforzar con la investigación».

Como ya había manifestado en otras oportunidades, el Fiscal remarcó que «la sospecha es que el móvil fue el robo; que probablemente pudo haber un entregador y que participaron varias personas».

El fiscal correntino indicó que «esos son los aspectos que manejamos a efectos de seguir la investigación y lograr saber que fue de estas personas».

En cuanto a los resultados de las pericias realizadas a la camioneta incendiada, Ramos destacó que «lo único contundente que se determinó fue que se le sacaron el motor, el tren delantero, el tren trasero y algunos otros elementos y después se le desmontó la patente para que no se le pueda identificar y se le incineró».

 

El Entre Ríos / Diario Río Uruguay.

Comentarios