Hiperglobalización, dinámica actual de los mercados internacionales

Ningún gobierno de América Latina puede dejar de admitir que, debido a la gran dependencia frente al mercado internacional, no logra terminar de manejar las variables de su propia economía y sistema financiero. 

Por Marisol Gonzalo – Contadora Pública Nacional y Lic. en Administración de Empresas

 

Los mercados siguen con cautela pero firme su marcha volátil. El dólar volvió a subir por quinta jornada consecutiva. Está subiendo más despacito en todo el mundo, no es una corrida contra el peso que a la gente la paraliza. A esto le sumamos las tasas de interés volando por las nubes, la ratificación de que vamos a ir al acuerdo con el Fondo sí o sí, y al mismo tiempo, los pesos que no sobran . Aún así, la demanda del público por la moneda estadounidense no frena, de hecho, este miércoles el Gobierno tuvo que poner casi 300 millones de dólares arriba de la mesa.

Todos los días el Banco Central vende por cuenta del Tesoro 100 millones de dólares.

Días atrás el dólar se había ajustado a la inflación que había aparecido hasta entonces. ¿Esta nueva inflación que tenemos ahora va a significar que otra vez se ajuste el tipo de cambio para que no haya atraso?” y la gran pregunta es: ¿Hasta donde va seguir interviniendo el Estado ?

Bien sabemos que la economía es una ciencia social, donde importa el comportamiento que adopte la sociedad y los sentimientos que la misma tenga. Acá hay una crisis de confianza externa y en alguna medida interna y ésta es la que se está intentando recuperar aunque la incertidumbre persista. La dirigencia política no produce los vientos, estos forman parte del contexto y el clima. Lo que sí tiene que saber es aprovecharlos o evitar lo que le puede complicar respecto a su rumbo. Esto es clave para el momento que estamos viviendo.

En el terreno económico, el mensaje del presidente Mauricio Macri no fue tan contundente como en otras oportunidades, sobre todo a la hora de hablar de la responsabilidad de la gestión, del Estado, la inflación y el gasto público.

Todo indicaría que se va a realizar un esfuerzo para bajar el gasto público en algunos sectores, pero, según mi entender, eso no va a alcanzar y finalmente será el sector privado el que tenga que pagar una parte de la cuenta.

En el equipo económico están estudiando suspender o eliminar parcialmente el beneficio del ajuste por inflación en los balances para el año que viene.

Este miércoles aparecieron los datos del estimador mensual de la industria que confirman que frenó la actividad en mayo de manera importante. El ajuste en el sector privado se ve en menos actividad, menos producción y menos venta.

Frente a este panorama poco alentador, Dujovne, informó en su conferencia de prensa que el déficit fiscal del primer semestre de este año bajó 0,2 % adicional a lo que se había propuesto el gobierno para estos primeros seis meses del 2018 en el presupuesto.

Esto parece indicar que la negociación política entre el Gobierno, los gobernadores y los intendentes -donde se encuentra Rogelio Frigerio codo a codo con Nicolás Dujovne-, puede terminar siendo clave para volver a trasladarle el ajuste al sector privado.

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner