Hubo acuerdo entre los maestros y el gobierno y el lunes empiezan las clases

Los gremios debatirán la oferta de aumento del 20 por ciento en asambleas y en un congreso, pero levantaron las medidas de fuerza. El gobierno comprometió la incorporación de una cláusula gatillo en julio por la inflación. Las negociaciones se retomarán el jueves 14.

 

 Los gremios docentes arribaron a un principio de acuerdo este viernes con autoridades del gobierno provincial y decidieron levantar las medidas de fuerza en suspenso previstas para la semana que viene. De esta manera, el lunes comenzarán las clases en las escuelas públicas de la provincia, después de los tres días de paro de esta semana, ejecutados en adhesión a lo dispuesto a nivel nacional por Ctera.

El gobierno provincial ofreció inicialmente un incremento salarial del 15 por ciento en dos tramos y luego, ante el rechazo de los gremios, reformuló la propuesta, pero sin variar el porcentaje, lo que tampoco fue aceptado. En un congreso extraordinario realizado en Concordia el 1º de marzo, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer) dejó en suspenso la realización de una huelga por 72 horas para el 11, 12 y 13 de marzo.

Posteriormente, esta semana se abrió la negociación paritaria y la oferta fue elevada cinco puntos. Se propuso abonar un 20 por ciento de aumento en dos tramos: 10 por ciento con los haberes de marzo y 10 por ciento en mayo. De los encuentros en la Secretaría de Trabajo participaron Agmer y la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y, aunque no tienen representación paritaria, fueron convocados a asistir miembros de la Unión de Docentes Argentinos (UDA) y del Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop).

Al término de esta etapa de negociaciones, se confirmó que al 20 por ciento de aumento que se efectivizará entre marzo y mayo, se sumará una cláusula gatillo que se activará en julio, luego de que se conozca la inflación acumulada del primer semestre del año.

 

PLANTEOS

Este viernes 8 de marzo por la mañana en la sede de Trabajo, según consta el acta suscripta, los representantes de Agmer iniciaron el debate exigiendo el cumplimiento de los puntos pendientes de la paritaria de 2018 y pidieron que, del 20 por ciento ofertado, se impute un 11 por ciento a compensar las diferencias salariales producto del desfasaje inflacionario de 2018. También plantearon que, una vez que el Indec dé a conocer la inflación acumulada del primer semestre de este año, se liquide en forma automática con los haberes de julio la diferencia que surja.

A la vez, los dirigentes solicitaron que se forme una comisión para evaluar las diferencias salariales quequedaron pendientes de los dos primeros meses de 2019 e insistieron con tres puntos: el incremento de las partidas para comedores y limpieza, el aumento de las compensaciones por traslado y la devolución de los descuentos por paro.

Fuente: El Diario

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner