Hubo allanamientos de Gendarmería en Gualeguay, ordenados por la jueza federal Sandra Arroyo Salgado

Entre los más de 200 operativos simultáneos que se ejecutan en distintos puntos del país en una megacausa por evasión que lleva adelante la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado y efectivos de Gendarmería Nacional provenientes de Buenos Aires.

Los procedimientos, que llamaron la atención de los vecinos de la localidad, se concentraron en algunos barrios y también en el centro. Uno de los lugares allanados fue el Estudio Contable Solari, situado en Pellegrini y Remedios Escalada de San Martín.Si bien primero se pensó que se trataba de un procedimiento vinculado a una investigación por tráfico de drogas, luego se pudo confirmar que los operativos son en el marco de una megacausa que conduce Arroyo Salgado, titular del Juzgado Criminal y Correccional Federal Nº 2 de San Isidro en la que se investigan el delito de evasión y otras infracciones a la Ley Penal Tributaria.

En el país se realizan por estas horas 200 allanamientos simultáneos, que abarcan a los de la ciudad de Gualeguay. Además de gendarmes, intervienen agentes de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Los operativos se dan en el marco de una causa que investiga la existencia de una asociación ilícita que operó y proporcionó a miles de contribuyentes, distintos mecanismos ilegales para evadir obligaciones fiscales.

Tales maniobras se habrían desplegado fundamentalmente en el período 2012-2015, proveyendo facturación electrónica apócrifa, generación de retenciones impositiva y previsionales falsas, concesión irregular de planes de pagos «especiales» y aprobación irregular de documentación para importaciones aduaneras.

Las actuaciones tuvieron origen en una denuncia formulada por AFIP en la jurisdicción federal de la provincia de Salta, siendo que el juzgado de aquella ciudad impulso la investigación hasta que logró determinar que la organización delictiva tenía su asiento en la zona norte del conurbano bonaerense, prestando sus servicios en todo el territorio nacional.

Entre las medidas citadas, que afectan domicilios de todo el país, se ordenó también la detención de los que serían indicados como jefes u organizadores de las maniobras delictivas, indicó la AFIP en un comunicado de prensa.

La organización habría contado en su momento con la asistencia de funcionarios del organismo Fiscal, alguno de los cuales ocuparon cargos de jerarquía en la gestión de aquellos años, motivo por el cual, también se llevan a cabo allanamientos en varias dependencias de la AFIP.

Participan en el operativo más de 650 agentes de AFIP e importante número de efectivos de Gendarmería Nacional. En la causa se registra secreto de sumario.

 

Análisis.

Comentarios