Indagan hoy a Sebastián Wagner, detenido por el crimen de Micaela

En el marco de la investigación por el homicidio de Micaela García, se realiza este miércoles la indagatoria de Sebastián Wagner, el principal sospechoso por el crimen.

El fiscal de Gualeguay Ignacio Telenta se trasladaría hasta Federal, donde está detenido. Se estima que la imputación será por el homicidio criminis causa, es decir, por haber cometido un delito -el asesinato de Micaela- para tratar de encubrir otro anterior, que sería la violación. La acusación también abarcaría el agravante por violencia de género, por lo que, en caso de ser condenado, la única pena que le cabría es prisión perpetua. Una imagen podría corroborar que no actuó solo.En el mismo plano de la investigación, el fiscal también analiza el rol de Néstor Pavón, el dueño del lavadero donde trabajaba Wagner. Los investigadores saben que ambos cenaron juntos el viernes 31 de marzo en un comedor de Gualeguay y que Pavón le dio 5.000 pesos a Wagner cuando huyó de la ciudad, tres días después.

Por el momento, Pavón está imputado por encubrimiento, es decir, por haber actuado con posterioridad al homicidio, bajo la hipótesis de que no estuvo en el momento ni lugar en que fue secuestrada y asesinada Micaela. Se encuentra detenido y con prisión preventiva, pero su situación podría mutar a la de cómplice.

El fiscal indicó que “se maneja la hipótesis de que Wagner no actuó sólo” ya que “el mecanismo del hecho hace suponer que tuvo la colaboración de otra persona”.

Telenta también detalló que se maneja esta posibilidad en base a “las cámaras de seguridad que registraron al Renault 18 pasando por distintos puntos de Gualeguay en horarios de la captación de Micaela, en cuyas imágenes se podría ver a otro sujeto del lado del acompañante”. Sin embargo, aclaró que están trabajando para “mejorar la calidad de las imágenes para confirmar la hipótesis”.

Mientras tanto, peritos del Servicio de Genética Forense del Poder Judicial tratarán determinar si Micaela García fue abusada sexualmente.

El informe del médico forense Walter Aguirre reveló que la joven murió por “asfixia por compresión mecánica de cuello”, es decir, por estrangulamiento. También consignó que el cuerpo presentaba hematomas que sugieren que fue víctima de un ataque sexual, pero hasta el momento no se pudo determinar si fue abusada sexualmente, ya que restan los informes de los hisopados y estudios complementarios.

Otra novedad que arrojaron los informes de la Dirección Criminalística de la Policía fue la confirmación de que Micaela estuvo en el automóvil Renault 18 Break de Wagner. Así lo confirmaron los estudios realizados sobre los fluidos y cabellos recolectados en el vehículo y también el análisis de los rastros de la aspiradora que se secuestró en la casa de Wagner, en el Barrio Holanda de Gualeguay.

 

Análisis

Comentarios