Inédito: Vidal y Larreta se rebelan contra Macri y toman posición contra el aborto

La gobernadora bonaerense y el jefe de Gobierno porteño se plegaron a la postura de la Iglesia. Macri no fue al Tedeum en Tucumán, al que fue Michetti.

Las relaciones entre el presidente Mauricio Macri y la cúpula de la Iglesia católica están rotas por su postura prescindente en el debate parlamentario de la ley de despenalización del aborto, la que además le está costando una sangría de votantes tradicionales y una inédita rebelión de sus principales “espadas”: María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta.

La gobernadora bonaerense y el jefe de Gobierno porteño participaron hoy de distintas actividades por la celebración del Día de la Independencia.

Más allá de las protocolares, Vidal posó en una foto con un joven y un pañuelo celeste, el símbolo de la campaña “por las dos vidas” que se opone a la iniciativa que ya cuenta con media sanción en Diputados y el próximo 8 de agosto tratará el Senado en el recinto.

Larreta, por su lado, participó del Tedeun en la catedral metropolitana, donde se puso -junto a su gabinete- bajo la advocación de la Virgen María. (Ver video: https://www.youtube.com/watch?v=VV-mNVG2gD8 )

Todo un gesto si se tiene en cuenta que Macri decidió no asistir al Tedeum central en la catedral tucumana, al que envió en su lugar a la vicepresidente Gabriela Michetti, en campaña también en contra de la norma que busca aprobarse y que Macri anticipó que no vetará.

Los tres dirigentes tomaron así notable distancia de la movida presidencial, detrás de la cual están el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el asesor de imagen Jaime Durán Barba.

En un momento crítico de la economía, el experto ecuatoriano habría sugerido lanzar una discusión pública sobre un tema que abarcara a toda la sociedad. De allí habría surgido el espinoso tema del aborto.

La propia Elisa Carrió aseguró la semana pasada que Macri impulsó el debate parlamentario porque “le dijeron que ganaba el No”. La confundadora de Cambiemos apuntó al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, uno de sus tantos enemigos jurados. Sin embargo, los autores ideológicos de la iniciativa están mucho más cerca de Macri.

En un fin de semana caliente, la Conferencia Episcopal Argentina movió toda su capacidad de movilización a una masiva concentración frente a la basílica de Luján, este domingo, en una “Misa por la vida” en la que el presidente de ese consejo, monseñor Oscar Ojea, expresó su dolor y perplejlidad por la posibilidad de que sancione la ley.

En compañía del nunció apostólico, León Kalenga, y de medio centenar de obispos, Ojea lanzó una durísima acusación: “Sería la primera vez que se dictaría en la Argentina y en tiempos de democracia una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano”.

Aunque falta mucho aún, el tiempo dirá si los votos que Macri pensaba ganar “por abajo” de la pirámide social (los jóvenes) lo acompañan en 2019 para compensar los que “por arriba” (los más grandes) se están yendo en bandada. Si como rezan Peña y Durán Barba, pueden beneficiarse políticamente de la “ola verde” o si los tapa.

Fuente: La Gaceta Mercantil, Tucumán

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner