Investigan la existencia de un llamado pidiendo rescate por el empresario desaparecido Omar Benvenuto

Se cumplen 20 días de la desaparición de Omar Benvenuto y hasta la fecha nada se sabe de su paradero. En medio de diversas medidas ordenadas por la Fiscalía de Gualeguay, se conoció que la Justicia Federal se declaró incompetente para investigar una llamada telefónica, recibida por un familiar del empresario, en la que se alertaba que había sido secuestrado y se reclamaba un millón de dólares.

Al parecer, el autor de la comunicación tenía acento colombiano, y el contacto habría continuado luego con mensajes de textos. La Fiscalía de Gualeguay ordenó intervenir los celulares de los familiares para seguir adelante con la investigación, pero no hubo nuevos contactos. Por otra parte, se conoció que oficialmente no hubo ninguna llamada telefónica entre el ex senador Hugo Lesca y el ex intendente Luis Erro y desde la Fiscalía notificaron a estas personas -que fueron allanadas- que hubo un error involuntario de los investigadores y peritos. Asimismo, se maneja otra línea investigativa que apunta a un problema económico o financiero, y se investigan también familiares, amigos u otros contactos del empresario en el Paraguay.

Dado que Benvenuto estaría en pareja con una señora oriunda de Asunción, y de allí las especulaciones que serán analizadas en las próximas horas.El juez Federal de Paraná Leandro Ríos rechazó el planteo de inhibitoria promovido por el Ministerio Público Fiscal de Gualeguay, y de esa manera declararse la incompetencia material de ese Juzgado para intervenir en la denuncia por una supuesta privación ilegítima de la libertad. De esta manera, consideró que el Juzgado de Garantías de la ciudad de Gualeguay era plenamente competente para investigar la denuncia y el caso.

Las autoridades judiciales de Gualeguay receptaron hace un par de días atrás la siguiente denuncia: que en fecha 1 de noviembre, cerca del mediodía recibió un llamado en un celular de un familiar del empresario Omar Benvenuto en el cuál una persona con una tonada a un colombiano, le dice: “Oye chico, te me escuchas, ha salido todo bien lo del amigo, ahora necesitamos que ustedes sean profesionales. Necesitamos un millón de dólares y todo va a salir bien, chico. Prepáralos nos vamos a comunicar nuevamente chico… prepara el helicóptero. Me han recomendado que hable contigo porque sos el eficiente, me dicen… estamos al habla. Un millón de dólares”.

“Sacate a la policía de encima, chico. . . periodistas, enciérrate y no hables con nadie, estamos?. OK. Sácate la policía de encima si querés volver a verlo con vida de nuevo, está claro?”.

La respuesta del familiar, fue: “Se puede hablar con Omar?, necesitamos la prueba de que está vivo”.

Las comunicaciones siguieron un par de veces, con mensajes de textos.

La Fiscalía de Gualeguay ordenó intervenir los celulares de los familiares para seguir adelante con la investigación, pero no hubo nuevos contactos. Pese a esto, hubo otras medidas que llevaron a las autoridades judiciales a entender que se estaba frente a un secuestro extorsivo, por lo que debía continuar con la causa la Justicia Federal.

La causa con esta situación judicial, llegó al Juzgado de Leandro Ríos, en Paraná, quién luego de examinar las pruebas recolectadas por la justicia de Gualeguay, entendió que no está acreditado por el momento, que se esté frente a un secuestro extorsivo.

En más, el juez aclaró que más allá de la hipótesis inicial, no se advierte que el hecho que se investiga “tenga la entidad suficiente para afectar el bien jurídico de la Seguridad del Estado Nacional, sus institucionales o algún interés federal”.

“La competencia federal en este tipo de delitos, es de naturaleza excepcional y de interpretación restrictiva, reservada para aquellas conductas cuya comisión reviste características y propósitos que trasciendan la conducta individual, para convertirse en medios tendientes a dislocar el sistema económico y la seguridad jurídica de la Nación, los cuáles no se advierten en el presente caso, pues a modo de ver de esta magistratura no se vislumbran las circunstancias de una organización delictiva dedicada a la ejecución sistemática de secuestros extorsivos, la participación de miembros de las fuerzas de seguridad nacional o la realización de otros delitos de índole federal para la perpetración del mismo”, resaltó.

De esta manera, esta situación seguirá siendo investigada por la Justicia de Gualeguay, la que deberá establecer si el llamado en cuestión fue real, o bien se trató de una persona que intentó sacar algún rédito económico jugando con el dolor de los familiares del empresario.

“Error involuntario”

Por otra parte, se conoció que oficialmente no hubo ninguna llamada telefónica entre el ex senador Hugo Lesca y el ex intendente Luis Erro y desde la Fiscalía notificaron a estas personas -que fueron allanadas- que hubo un error involuntario de los investigadores y peritos.

Tanto el ex senador radical como el ex intendente justicialista anunciaron que denunciarían en la justicia la posible “colocación de pruebas falsas” para incriminarlos de un hecho del cual no tenían nada que ver.

Hubo una equivocación en la lectura de los entrecruzamientos a través del programa Idos. De la mala combinación resultó todo este estado de sospecha que ahora se disipa para los dos dirigentes políticos.

Otras líneas investigativas

Según publica diario Uno los investigadores de la Policía Federal y de Investigaciones manejan también una línea investigativa que apunta a que lo ocurrido a Benvenuto podría estar vinculado con un problema económico o financiero.

De allí es que se pidieron informes catastrales y de escribanos para verificar un dato que llegó a la Fiscalía, que Benvenuto era dueño de al menos 90 propiedades en Gualeguay. Muchas de las cuáles se encontraban desocupadas.

Sin afectar la honorabilidad del empresario, se trata de saber si es así, algunos movimientos internos de sus empresas y otros negocios que aparecen en la investigación.

Otro punto que se trata de confirmar, son los dichos de los allegados a Lesca y Erro, que indicaron la posibilidad de investigar también familiares, amigos u otros contactos del empresario en el Paraguay. Benvenuto estaría en pareja con una señora oriunda de Asunción, y de allí las especulaciones que serán analizadas en las próximas horas.

 

Análisis / Diario Uno.

Comentarios