La baja de la edad de imputabilidad será según la gravedad del caso

El ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, confirmó que avanza el proyecto que busca crear un régimen penal juvenil y que la mesa de especialistas que lo elabora busca «reducir la imputabilidad a 14 años para delitos gravísimos como homicidios o violaciones».

 

Entre esos expertos que trabaja en la iniciativa se encuentra el juez Penal de Menores de Entre Ríos, Pablo Alejandro Barbirotto. Según Garavano, el proyecto ingresará en el Congreso en el transcurso del primer semestre. «Tratamos de ajustar los actores que participan en este trabajo.

Va a depender del diálogo que están teniendo con los participantes de otros partidos, para que se llegue con consenso», afirmó.El proyecto, según explicó Garavano, se centra en la posibilidad «de una baja para delitos realmente graves, como homicidios, violaciones y eventualmente delitos de robos con armas.

Tener una escala para delitos extremos donde se baje a 14 años, para delitos muy graves, a 15, y para los graves, a 16. En los delitos menores hoy ni siquiera los jóvenes de 16 a 18 años son imputados y la idea es que siga siendo así».

Según indicó el ministro de Justicia, el proyecto ingresará en el Congreso en el transcurso del primer semestre. «Tratamos de ajustar los actores que participan en este trabajo. Va a depender del diálogo que están teniendo con los participantes de otros partidos, para que se llegue con consenso».

Acordar la baja en la edad de imputabilidad no será sencillo. Varios especialistas, así como organizaciones sociales, políticas y académicas, coinciden en rechazar el proyecto. La abogada y magíster en criminología Claudia Cesaroni, integrante de la red Argentina No Baja y miembro del Centro de Estudios en Política Criminal y Derechos Humanos (Cepoc), opinó: «Sería un retroceso, no se puede regresar de un derecho ya adquirido».

La socióloga y plenarista del Consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad de Buenos, Florencia Gentile, afirmó: «La baja de la edad de imputabilidad es ineficaz como respuesta a la inseguridad porque en términos estadísticos el porcentaje de delitos graves cometidos por menores de 18 años en general, y más por menores de entre 14 y 16 años (la franja no punible hasta ahora) es ínfimo».

Incluso la Iglesia se pronunció en contra al considerar que «esa iniciativa es una solución inmediatista y de cortoplacismo».

La Comisión Episcopal de Apostolado Laico y Pastoral Familiar, a través del área de Niñez y Adolescencia, elaboró un informe para reflexionar sobre la edad de imputabilidad en la Argentina. En ese trabajo se destacó que «en lugar de bajar la edad (de imputabilidad) hay que crecer en la corresponsabilidad en todos los sectores de la sociedad» y se resaltó que «es tiempo de mejorar los institutos de menores para que no sean escuelas del delito sino espacios de contención, educación y reinserción social».

 

ANÁLISIS

Comentarios