“La Ballena Azul” en Argentina: se investiga la veracidad de los casos

Cuatro casos se investigan en Argentina. Uno de ellos, al parecer, confirmado como “caso de la ballena azul”, en San Juan. Los otros, con serias posibilidades de que no tengan ninguna relación con el macabro juego que inventó un joven ruso, hoy detenido. 

Por Verónica Toller

 

“No estamos seguros de que sean casos reales del juego de La Ballena Azul”. La frase, dicha con toda tranquilidad, proviene del fondo de la barba que ostenta (porque la ostenta, una barba digna del abuelo de Matusalén) el abogado Enrique Del Carril, profesor universitario, autor de libros y Director del CIJ, Cuerpo de Investigaciones Judiciales de los Fiscales de CABA. Joven a pesar de su aspecto (unos 45), del Carril es, desde hace dos años, el jefe de los CSI porteños, la policía científica que lleva adelante varias de las investigaciones más peliagudas de la Argentina. Redes internacionales de tráfico humano y animal o prostitución de menores son algunos de los asuntos que investiga. En los últimos días, también el caso de las picadas a 240 km/h en la 9 de Julio, por citar un caso resonante.

Ahora, va tras los posibles responsables, si es que los hay, de casos de La Ballena Azul en nuestro país. ¿Por qué Del Carril, si es jefe de investigaciones en CABA? “En Argentina existe una red de fiscales para investigar casos que involucran a menores en Internet –dice a Infoner-. Se llama la Red 24/7. El CIJ, Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía de CABA, es quien lidera la organización”.

De hecho, esta organización se creó a instancias del CIJ. “Nosotros propusimos la creación –dice-. La red tiene un fiscal por provincia, designado especialmente para responder en tiempo récord a los casos”.

Y es con esta red que se investiga a La Ballena Azul.

“Tenemos el caso de San Juan, otro posible en el NE y otro en Buenos Aires. No son confirmados todos. El primero involucra a un adolescente de 16 años. Los otros dos, a chicos de 11 y 12 años, que ya practicaban las autolesiones desde hace tiempo. Y no recibieron amenazas del tipo ballena azul”, asegura.

El “juego”, como se sabe, involucra 50 desafíos en 50 días que finalizan en suicidio. ¿Cómo opera? “Se crean grupos nacionales con la lógica de las redes sociales”, explica Del Carril. Y un “curador” dirige y presiona a los jugadores para que lleguen al final, incluso con amenazas. El inventor está preso en Rusia. “Además de lo dicho por los medios, me lo confirmó Ciberpol, la Unidad de Investigaciones de Ciberdelito que nuclea a policías locales o nacionales, reunidas en esta organización por Interpol”. Y Del Carril está en Ciberpol con sus fiscales.

Los países más comprometidos con este juego mortal son Brasil y Colombia en nuestro continente. “En Argentina hay casos, pero estamos analizando si responden o no a la lógica de la ballena azul”, informa. De hecho, el autor del juego, Phillipp Budeikin, al ser detenido, negó que se responsable ya de 130 muertes y aceptó “sólo 17”, porque las otras, aseguró, no tienen que ver con su ballena, o se produjeron a posteriori de haber jugado.

El joven sanjuanino se encuentra en terapia intensiva en el hospital Rawson, de San Juan. Los padres lo rescataron cuando se había desmayado, tras tomar una alta dosis de pastillas para la presión. El menor había publicado en su estado de Whatsapp que estaba “Jugando al juego de la ballena azul”, que luego cambió por “Adiós a todos. Los amo”.

Otro de los casos denunciados se produjo en Misiones, aunque no hubo daños que lamentar. Allí, un padre denunció que alguien llamado “Lautaro” estaba amenazando a su hija para que participe de los desafíos del juego. La investigación recayó en el Juzgado de Instrucción 6, a cargo de Ricardo Balor. “Lautaro” amenazó a su víctima incluso con secuestrarla si no participaba.

“Creo que acá, es fundamental la labor de los padres. Contacto, contención, seguimiento de sus hijos. Si ven que se levanta todos los días a las 4 y 20 de la mañana, tienen que sospechar que algo anda mal”, dice Del Carril (el juego incluso diez pasos en diez días donde se levantan a esa hora y se autolesionan). “Si observan conductas raras, sospechen. Cuiden a sus hijos. Tanto en esto como en otras cuestiones”, agrega, y alude a drogas y alcohol.

El autor del “juego” declaró que lo hizo “para limpiar la sociedad”, y que los jugadores de la ballena azul se dividen en dos grupos: gente y “residuos biodegradables”.

 

Enrique Del Carril

Comentarios

About the author  ⁄ Infoner